| 01 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Proyecto de reforma de la avenida Ausiàs March presentado hoy por Borja Sanjuán (PSOE)
Proyecto de reforma de la avenida Ausiàs March presentado hoy por Borja Sanjuán (PSOE)

¿Quién manda en el Urbanismo de Valencia? O la pelea constante PSOE y Compromís

Los socialistas se descuelgan ahora con una remodelación radical de Ausiàs March mientras Grezzi pilota las reformas de Plaza La Reina, Ayuntamiento y Brujas

| E. M. Edición Valencia

¿Quién manda en la planificación urbana del Ayuntamiento de Valencia? Es la pregunta que podríamos hacernos cuando vemos que cada vez que se anuncia un proyecto de transformación urbana, sale un concejal distinto a dirigirlo. Ahora son los socialistas los que de repente presentan una remodelación radical de la Avenida Ausiàs March para reducir drásticamente carriles en una de las entradas más concurridas de Valencia. Una propuesta que ha pillado por sorpresa a los vecinos, con los que no ha sido consensuada, y al otro socio de gobierno en el Rialto, Compromís.

Esta lucha por ver quién se ‘apropia’ de los proyectos de remodelación urbana la encarnan por un lado la concejalía de Movilidad que dirige Giuseppe Grezzi, de Compromís, y por otro la de Urbanismo cuya titular es la vicealcaldesa socialista Sandra Gómez. Sobre el papel de las competencias debería ser Gómez y el PSOE quién dirigiera la política urbana, pero casi nunca ocurre así y siempre está dispuesto Grezzi a chafarles la manguera.

Fue Grezzi quien sin previo aviso anunció el proyecto de peatonalización de la plaza del Ayuntamiento con sorpresa y enfado de los socialistas, que legaron a calificar de “chapuza” peatonalizar con maceteros de forma provisional la plaza. Al final, aprovechando la pandemia, se peatonalizó la plaza con los polémicos tubos de hormigón, y Grezzi y Gómez se hicieron la foto juntos pese a las discrepancias abiertas.

Es también Grezzi quien dirige y presentó la reforma integral de la Plaza de la Reina, pese a ser un proyecto eminentemente de urbanismo, y de la plaza de Brujas y del Mercado Central, aunque los socialistas de vez en cuando tuiteen que también es mérito suyo… Pero quién presentó los proyectos y los adjudicó es Movilidad, Compromís. En el caso de PLaza de Brujas la conselleria de Obras Públicas que dirigía María José Salvador (PSOE) se implicó, pero quien ha apuntado el tanto es Grezzi.

El PSOE, tras ver como le ‘quitaban’ de sus competencias las plazas del centro, emnpezó entonces a presentar sus propios proyectos: del bulevar de la Cultura por Xàtiva y Guillem de Castro, a la remodelación de Pérez Galdós, la de la plaza de San Agustín (ya hecha y donde tanto Gómez como Ribó se lo adjudicaban en redes como suyo) y ahora de repente Ausiàs March. El urbanismo de Valencia se ha convertido en una competición a ver quién se adelanta a su socio de Gobierno y presenta la reforma de una avenida para que el otro no le chafe. Que Grezzi se saca la avenida del Puerto, pues El PSOE Ausiàs March. 

El conejal de Hacienda, Borja Sanjuán, ha presentado la remodelación de Ausiàs March, añadiendo una cara más a este juego de caras en el que ya no sabemos quién manda en el Urbanismo (Sandra Gómez está de baja). Plantea la supresión de la mitad de los carriles de tráfico de la citada avenida, que el principal acceso sur de Valencia y que soporta un tráfico la pista de Silla.

El proyecto en principio no cuenta con el consenso de los vecinos ni con estudios del ministerio, como tampoco están resueltos los aparcamientos disuasorios ni la solución al transporte público en el principal acceso sur de la ciudad de Valencia. Patra el PP de Valencia supone “convertir en un embudo al tráfico de la salida y entrada sur de Valencia sin estudios que los avalen ni la solución al transporte público en el principal acceso sur de la ciudad de Valencia y con un servicios de Cercanías  de Renfe que tiene abandonado el Gobierno de Sánchez”.

La pista de Silla y la avenida Ausiàs March soporta 126.000 vehículos cada día. El doble de lo que soporta la A-3 y casi tres veces más que la V-21.El fantasma de los atascos sobrevuela hoy por muchos valencianos que usan esa entrada de Valencia. Pero mientras, PSOE y Compromís seguirán presentando proyectos a ton y son a ver quién realmente manda en el Urbanismo de Valencia.