| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz

Compromís y Podemos tratan de atribuirse la 'operación' Yolanda Díaz

Ambas formaciones alegan tener constancia "en todo momento" de la alianza que intentaba tejer Mónica Oltra y aseguran ser los promotores del acto entre las líderes de izquierda

| Jonathan Martínez Edición Valencia

Cuando una estrategia se vuelve confusa en política, las opciones de los grupos parlamentarios quedan reducidas a dos maniobras: entrar a formar parte de la misma hasta sus últimas consecuencias electorales o mantenerse al margen bajo el riesgo de echar a perder una oportunidad.  Es aquí cuando las distintas fuerzas políticas centran sus esfuerzos en calcular al detalle las posibilidades y probabilidades existentes de que finalmente pueda llegar a materializarse la maniobra, así como los beneficios que alcance a suscitar.

La izquierda valenciana tenía claro que presentarse a las elecciones por separado dejaría al Pacto del Botànic al borde del abismo, pero nadie podía imaginar que la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, estuviese diseñando a título personal una amplia alternativa electoral más allá del PSOE encabezada por Yolanda Díaz. Ni tan siquiera en Compromís, donde se ha acentuado la desconfianza existente en el antiguo Bloc, socio mayoritario de la coalición valencianista, por plantear la alianza de forma unilateral.

No en vano, llegada la situación todos buscan ahora sumarse a la estrategia en un acto que permitirá visibilizar la alternativa electoral con la presencia de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la líder de Más Madrid, Mónica García, y la propia Díaz, mientras que personalidades como la ministra de Igualdad, Irene Montero, y la ministra de Derechos Sociales y secretaria general del partido, Ione Belarra, no están invitadas.

Aunque en un principio se dijo que Mónica Oltra llevaba meses intentando concretar este encuentro, tanto Podem como Compromís tratan de atribuirse el supuesto “mérito” que pueda ocasionar, hasta el punto de relegar a la propia Oltra a un segundo plano. La síndica de Podem en Les Corts, Pilar Lima, ha recordado que este nuevo episodio se enmarca dentro de la estrategia puesta en marcha por Yolanda Díaz de unificar la izquierda alternativa al PSOE en una plataforma alejada de las siglas y capaz de superar las fronteras moradas. “No se trata de una suma de partidos ni suma de egos”, defendía Díaz.

También alude al anuncio hecho en su día por Díaz de iniciar una ronda de contactos que permita reconstruir un “contrato social” al margen de los nombres después de evidenciar públicamente la existencia de “ruidos” y muros en el espacio de la formación morada. Sin embargo, Pilar Lima insiste en que Yolanda Díaz sigue siendo la candidata de Unidas Podemos, por lo que resta importancia a cualquier conjetura sobre el futuro papel que pudiese desempeñar Ione Belarra e Irene Montero en la alianza, ambas sin invitar al acto como condición sine qua non para poder reunir al resto de los asistentes. “En el ADN de Podemos están las confluencias y las alianzas, y Yolanda Díaz es nuestra apuesta para liderar un futuro frente amplio y un proyecto político ganador", insiste Lima. 

Por su parte, desde Iniciativa per Compromís  enmarcan el encuentro dentro de los preparativos que se están organizando de cara a su congreso del 15 de enero. De hecho, alegan que “en todo momento” tenían constancia del encuentro que estaba gestando su máxima representante, Mónica Oltra, si bien recuerdan que son "charlas" sin mayor aspiración  y dejan claro que ninguna alianza podrá estar capitaneada desde Madrid. 

Aún con todo, no descartan la opción de disolver la marca Compromís porque “no es la primera vez que se hace”. La propia Oltra fue quien promovió esta idea tras asegurar en una entrevista en TVE que "estaría bien" prescindir de las siglas a la hora de formar una alianza de las formaciones a la izquierda del PSOE, pero, al igual que Díaz, pidió abordar esta cuestión como un "proyecto colectivo".