| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Puig cambia las reglas

Los que pensaban que el viento sopla de cola y que con el Oltra-leaks era suficiente para sentarse en el Palau empiezan a tener un gesto de preocupación

| Pablo Delgado Edición Valencia

El anuncio electoralista de Puig de rebaja del IRPF a los valencianos ha sido todo un golpe de efecto cuando las encuestas alientan las dudas y calientan el inicio del curso político.

Que el candidato Mazón esté fuera del hemiciclo deja al PP sin discurso.

Puig sigue la estela de Ayuso y Juanma Moreno, y en menos de una semana se desdice, pasando de querer marginar a las autonomías que bajaran sus impuestos a capitanear la revolución fiscal federal del PSOE.

Así se enfrenta a la política ruinosa de Sánchez y postula una vía revisionista, más acorde con el votante castigado, preocupado por llegar a fin de mes y ya harto de las demagogias filocomunistas.

Puig anuncia que la sanidad Pública se debe amparar en la privada para ser eficiente

Hoy los socios de Puig han tenido que hacer prestidigitación parlamentaria para asumir el anuncio  sin chafar el jardín “botánico”. 

Los que pensaban que el viento sopla de cola y que con el Oltra-leaks era suficiente para sentarse en el Palau empiezan a tener un gesto de preocupación.

Para rematarlo Puig anuncia que la sanidad pública se debe amparar en la privada para ser eficiente y eliminar las listas de espera rescatando el modelo Alzira pero a lo carpa-barracón improvisado.

Y este hartazgo de liberalismo se completa saltando desde el estrado parlamentario a la escalerilla del avión directo a la feria Azulejera de Bolonia para apoyar al sector industrial patrio tras el merecido rapapolvo que  le metió hace poco más de una semana, desde los micros de Herrera en la Cope, el Presidente del Villareal y no precisamente hablando de fútbol.

Providencial; en menos  de una semana hemos pasado del  “país” social comunista del Rialto a las ferias y festivales en la nueva Italia de Giorgia Meloni.

¿Será casualidad?