21 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Embajada: Valencia decide

Casado va a necesitar la confluencia de varios astros para dormir en la Moncloa.

Que nadie se engañe, la derecha lo tiene mal, muy mal, para recuperar el poder político en España. Ya se lo ha dicho Pablo Iglesias, “La derecha tiene muy difícil volver a gobernar”. Con  escasa o nula presencia parlamentaria en Cataluña y País Vasco, lo tienen muy difícil para alcanzar la mayoría necesaria en el Congreso. Máxime si se presenta dividida en dos o tres partidos. Madrid es su único granero de votos, de ahí el acoso a Díaz Ayuso.

Pablo Casado va a necesitar la confluencia de varios astros para dormir en la Moncloa. Necesitará que buena parte de los votantes del PSOE enfadados con Pedro Sánchez, como lo estuvieron en su día con Zapatero y antes con González, se queden en casa. Necesitará que Podemos se hunda, cosa muy probable cuando sus votantes constaten que la conquista podemita de los cielos no ha servido para solucionar sus problemas. También, como no, que a última hora Vox le eche una mano.

Pero con eso no le bastará. Necesitará además acompañar a Madrid con otro granero de votos. De ahí la importancia de hacer las cosas bien en la Comunidad Valenciana. Si la derecha quiere que Pablo Iglesias se trague sus palabras, tiene que reforzarse en Valencia. Como solía decir Rita, para ganar en España hay que ganar en la Comunidad Valenciana, y para ganar esta primero hay que ganar el Ayuntamiento de Valencia.

Hay pocas dudas de que la mejor candidata a suceder a Rita es María José Catalá. Ahora falta acertar con el mejor candidato a la Generalitat. Isabel Bonig ya ha dejado claro que ese sitio lo quiere para ella. Mientras la otra opción, Carlos Mazón, calla. Las prisas de Bonig pueden interpretarse como una estrategia para disuadir de Mazón de intentar el asalto a Valencia. El silencio del presidente de la Diputación de Alicante puede que solo amague sus verdaderos propósitos y que esté esperando el momento oportuno para presentar batalla. Ella tiene a su favor haber aguantado al partido en sus peores momentos. En su contra, su incapacidad manifiesta para formar un equipo que le acompañe. Él es justo lo contrario, tiene equipo, pero le falta la experiencia de torear en una plaza de primera.

El tiempo y la calle Génova decidirán quién es el socio que necesita Casado para asaltar los
cielos y llegar a la Moncloa. Que la suerte le acompañe. El futuro de toda España depende en buena medida de su acierto.