| 19 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Toro ejecutado
Toro ejecutado

¿Para qué sirve un ser vivo dotado de sensibilidad?

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero a sus vidas se les sigue poniendo precio porque se pueden comprar y vender. No hay leyes que de verdad protejan a los animales

| Raquel Aguilar Edición Valencia

Estos días en todos los medios se destacaba que se han producido unas modificaciones en el Código Civil, de modo que se reconoce a los animales no humanos como “seres vivos dotados de sensibilidad”, algo que ya hace décadas viene reflejado en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

 

Que se reconozca en una norma estatal que los animales son seres vivos dotados de sensibilidad es importante, y es un pequeño avance para los animales, especialmente aquellos considerados de compañía y las personas con quienes conviven y les tratan como parte de su familia, que ha suscitado un gran interés, debido a la creciente consideración que la ciudadanía otorga a los animales en nuestro país pero, no nos engañemos, este cambio en sí, poco ayuda a combatir el maltrato animal, por no decir que sigue ignorando a la mayoría de animales.

Porque mientras este hecho ha sido objeto de numerosos titulares, millones de animales siguen siendo legalmente masacrados en nuestro país.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero a sus vidas se les sigue poniendo precio porque se pueden comprar y vender.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser ejecutados previa tortura y ensañamiento a ritmo de de pasodoble y llamarlo “fiesta nacional”.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser golpeados para obligarles a tirar de pesados carros cargados con el doble o incluso triple de su peso, por una pista de arena, en una muestra de “hombría”.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser retenidos, castigados y obligados a participar en desfiles y realizar ridículas piruetas para lucro de sus explotadores.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser encarcelados sin haber cometido delito alguno para que padres y madres tengan con qué entretener a sus hijos el fin de semana.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser capturados y exterminados si un alcalde considera que su número es elevado.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser explotados sexualmente cuando las hembras son inseminadas una y otra vez para robarles a sus hijos al poco de nacer.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero sus necesidades etológicas son ignoradas cuando se mantienen confinados durante toda su vida en terribles instalaciones en las que ni siquiera tienen acceso a la luz del sol.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser triturados vivos si no tienen el sexo adecuado para que quienes los explotan hagan negocio con sus huevos.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero sus rabos pueden ser cortados y se les puede castrar sin anestesia para obtener de ellos un mayor beneficio.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser forzados a comer de forma continuada hasta que enferman para que su hígado se hipertrofie y se le pueda llamar “foie”.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser degollados mientras siguen conscientes para agradar a un dios.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser asfixiados y aplastados con el peso de miles de sus congéneres mientras son extraídos con redes del agua para terminar transformados en pienso.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser desollados y utilizar su piel para vestir la más cruel de las vanidades.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero se les puede hacer enfermar y realizar todo tipo de absurdos experimentos sobre sus cuerpos, infringiéndoles un sufrimiento extremo en nombre de la ciencia.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser acuchillados y sus cuerpos ser acribillados a balazos para que sus cabezas decoren un salón.

Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, pero pueden ser introducidos vivos en agua hirviendo para satisfacer el capricho de un paladar.

 

Desgraciadamente, a fecha de hoy, no hay leyes que de verdad protejan a los otros animales.

 

Y las pocas que podrían hacer algo por ellos, son demasiado laxas, ambiguas y además, no se persigue su cumplimiento así que, por desgracia, por parte de los animales, todavía hay muy poco que celebrar.

 

 

8 de enero de 2022

Raquel Aguilar