| 09 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Agente de Policía efectuando una detención I Imagen de archivo.
Agente de Policía efectuando una detención I Imagen de archivo.

La edad mínima para delitos sexuales a debate tras los últimos casos de agresión

La fiscal superior del TSJCV pide bajar edad por la mayor incidencia de estos delitos en menores "cada vez más jóvenes y víctimas niñas más pequeñas".

| Sonia García Edición Valencia

La memoria de la Fiscalía de 2021 entregada este lunes a Les Corts retrata un aumento de agresiones sexuales por parte de menores de edad cada vez más jóvenes. Ejemplo de ello fueron los cinco detenidos menores de 17 años por la violación grupal de dos niñas de 12 años en Burjassot.

La fiscal superior de la Comunidad Valenciana, Teresa Gisbert, ha mostrado su  "preocupación especial" por la mayor incidencia de delitos sexuales en menores cada vez más jóvenes, con casos de "cada vez víctimas niñas más pequeñas, de 12-13 años y alguna de diez". "Eso significa que no lo estamos haciendo bien o que faltan cosas por hacer", ha constatado.

Por este motivo se ha mostrado a favor de rebajar de 14 a 12 años la edad penal mínima en delitos sexuales cometidos por menores, siempre que las sanciones sean reeducativas y no un "puro castigo". Algo que ya pidió en 1996 cuando coordinaba la sección de Menores, cuando "el propio entorno (de los agresores) no interviene". 

"Cuando te llega una agresión sexual de un niño de 13 años como autor, hay que actuar ya", ha declarado tras entregar la memoria de la Fiscalía del año pasado en Les Corts, en alusión a la petición de rebajar esta edad legal por parte de asociaciones judiciales.

Eso sí, ha hecho hincapié en que hay que mantener el "espíritu" de la Ley del Menor y que las sanciones tengan carácter reeducativo. Sobre todo, ha advertido de la necesidad de "enseñar realmente a los menores en igualdad y empatía", ya que "tienen conceptos muy cosificados, retrógrados y machistas de la mujer y eso es un problema". "El sistema funciona correctamente cuando llega la denuncia de la víctima -ha remarcado-, pero los jóvenes siguen adoptando unos roles muchas veces peores que los adultos".