05 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Gabriela Bravo en les Corts

Hospitales de campaña: La consellera se escuda en un general militar

Gabriela Bravo ha realizado una enérgica defensa de los hospitales campaña construidos para pacientes de la Covid y que aún no están en funcionamiento.

| J. A. / E. Press Edición Valencia

La consellera de Justicia ha desvelado en sede parlamentaria que el "director técnico" de los hospitales de campaña ha sido el general de brigada y licenciado en medicina Manuel José Guiote Linares.

De esta forma Gabriela Bravo trataba amortiguar las críticas ante los problemas técnicos e incumplimentos normativos de protección contra incendios, condiciones de evacuación, accesibilidad y seguridad y salud en el trabajo que se observan en las instalaciones de estos recintos temporales sanitarios, tal como han expertos con conocimientos técnicos en la materia.

Éstos ponen en cuestión que dichas instalaciones pudieran llegar a obtener las licencias de actividades y ambiental por los ayuntamientos de Alicante, Valencia y Castellón. A día de hoy no cuentan con los planes de autoprotección.

Da la casualidad de que el citado general de brigada, ahora en la reserva, condecoró el 13 de julio de 2015  a Francisco Cruz Vallverde, director general de Bellcomm, una de las empresas vinculadas a la beneficiaria en la adjudicación de los tres hospitales de campaña por la Generalitat. 

Bravo no ha aclarado en su comparecencia en ls Corts si el "director técnico" ha sido contratado por la conselleria a través de la Agencia de Emergencias o po la firma Idat, responsable de la adjudicación.

La titular de  Justicia, Interior y Administración Pública ha defendido que el procedimiento para la contratación de la ejecución de los tres hospitales de campaña instalados en las capitales ante la pandemia de la Covid-19 es "tan legal como transparente" y ha lamentado que la oposición esté "abriendo sombras de sospecha, quizá algunos guiados por la mala conciencia", pensando que todo el mundo es "de la misma condición".

"Gran fiasco"

José Císcar, del PP,  ha asegurado que estos hospitales que el Botànic quería "convertir en icono de su respuesta al Covid" están siendo "su gran fiasco" y ha señalado que mientras el hospital de Ifema en Madrid estuvo listo en tres días, aquí en el contrato se asumió un plazo "de cuatro meses".

Ha advertido a la consellera que va a tener que dar "muchas explicaciones" sobre el contrato, ya que se puede entender que "por el estrés del momento se tomen decisiones desacertadas" pero el PP no entiende la manera en que se han hecho las cosas, adjudicando el contrato a "una empresa de reciente creación y sin experiencia", con un capital social de 3.00 euros, y cuyas dos primeras adjudicaciones son precisamente de la Generalitat.

Vicente Fernández, de Ciudadanos, ha destacado que primero "se dijo que estarían en 15 días, luego en un mes y hoy la prensa nos dice que contrataron para cuatro meses" pero a día de hoy "no hay pacientes" en ellos. "Y se han atrevido a contratar a una empresa creada en febrero y con 3.000 euros de capital social, hemos pedido todos los contratos y los expedientes se los vamos a revisar a fondo", ha alertado.

El portavoz adjunto de Vox, José María Llanos, ha lamentado que estos hospitales "están sirviendo de bien poco" y ha cuestionado su operatividad porque era necesario que se pusieran en marcha con celeridad en pleno pico de la pandemia y había, en su lugar, instalaciones como Feria Valencia para poder haber optado por ellas.

Precisamente la consellera Bravo se ha referido a estos hospitales instalados junto a La Fe de Valencia, el Hospital General de Castellón y el Hospital General Universitario de Alicante, con una capacidad de 1.100 camas, "que están compradas y preparadas" aunque hasta ahora se han instalado 798 para primar la comodidad de los usuarios.

"No son, aunque así los hemos definido, hospitales de campaña diseñados para prestar primeros auxilios y asistencia básica", ha dicho, ya que han permitido "el aumento de la capacidad hospitalaria de manera sólida y duradera" y serán claves para cumplir los parámetros exigidos para pasar de fase en la desescalada.

"Cumplen todos los parámetros"

Según ha apuntado, "su construcción nunca fue una cuestión de celeridad, sino de operatividad y de previsión para que el sistema sanitario no colapsara" y permanecerán montados "todo el tiempo que sea necesario y en especial ante la posibilidad de nuevos rebrotes de la epidemia en el futuro inmediato".

La consellera ha justificado ante la oposición la elección de esta estrategia cuando el índice de contagios "se estaba elevando de forma tan exponencial como desconocida" y se advertía, a mediados de marzo, de que si seguían así los indicadores el sistema sanitario "podía colapsarse".

"No necesitábamos levantar, afortunadamente, un hospital en tres días porque teníamos 2.970 camas libres, pero era importante adelantarse a lo que pudiera ocurrir", ha incidido, siempre con el objetivo de proteger a las personas y no poner en riesgo sus vidas "como estaba ocurriendo en otras comunidades, donde las personas morían en los pasillos".

Bravo ha defendido que la tramitación del expediente está debidamente fiscalizada y en ese contrato de urgencia "se cumplen todos los parámetros" y no se ha fomentado, como se apunta, a la creación de empresas ad hoc "como hacían ellos" para la contratación de determinados suministros, en alusión al PP.

Así, ha explicado que la adjudicataria está formada por dos empresas que se fusionaron en noviembre de 2019 y que tienen "más de 17 años de experiencia, que han trabajado para organismos internacionales y para ministerios de Defensa de distintos países, entre ellos el español", en distintas etapas. "Si hubieran concurrido a un proceso libre (de contratación) cumplían todos los requisitos para poder presentar oferta", ha incidido.

Ha señalado también que la posibilidad del pago anticipado está contemplada en la ley y no constituye irregularidad siempre cuando esté fiscalizada, como es el caso, por el interventor.

Bravo también ha incidido en que la "utilidad, funcionalidad y fortaleza" del proyecto está "más que acreditada" y va a permitir avanzar en la desescalada y también contribuirá a recuperar la actividad normal en los hospitales de referencia.