| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La ex diputada de EU, Esther López Barceló, que dirigirá el Aula, con la consellera Rosa Pérez
La ex diputada de EU, Esther López Barceló, que dirigirá el Aula, con la consellera Rosa Pérez

La Generalitat crea un nuevo ‘chiringuito’ usando a Franco como excusa

La conselleria de Educación promueve el Aula de la Memoria Democrática donde enchufa como directora a una ex diputada de IU para adoctrinar a escolares sobre el franquismo

| E. M. Edición Valencia

Aula Didáctica de la Memoria Democrática es el nombre del nuevo chiringuito creado por la Generalitat Valenciana, en concreto por la conselleria de Educación que dirige Raquel Tamarit, usando a Franco como excusa para la creación de este nuevo organismo al frente del cual se ha enchufado a la ex diputada de Esquerra Unida, Esther López Barceló, recuperada con dedicación exclusiva para esta causa, según consta en la resolución.

El Aula Didáctica de la Memoria Democrática funcionará en principio durante este curso 2022-2023 y tendrá como objetivo formar a los alumnos en el franquismo y en memoria histórica, o como se define el nuevo chiringuito, “para que los alumnos conozca de primera mano, con actividades complementarias, los efectos sociales, políticos y culturales que tuvo la dictadura franquista”.

El nuevo chiringuito se ubicará en el Monasterio de San Miguel de los Reyes, en Valencia, ya que este espacio fue durante años una antigua prisión franquista y está, por tanto, "lleno de simbolismo y tiene un monolito en homenaje a las miles de personas que estuvieron encarceladas", según ha justificado la consellera de Educación, Raquel Tamarit.

Sin embargo, el perfil de las personas que dirigirán el Aula Didáctica de la Memoria Democrática no es precisamente imparcial, sino plenamente con intencionalidad política, al ser Esther López Barceló la cabeza visible del proyecto junto al escritor Joan Salazar Bonet, autor de libros sobre la Valencia franquista.

En el caso de Esther López Barceló, no es una historiadora casual, sino que fue diputada de Esquerra Unida entre 2011 y 2015 en las Cortes Valencianas, donde exhibía un perfil radical. También ha sido responsable de memoria histórica de Izquierda Unida y tras dejar de ser diputada, fue recolocada en el Ayuntamiento de Madrid cuando gobernaba Manuela Carmena. Tras conseguir una plaza de profesora, volvió a Valencia. Ahora el Botànic la rescata para dirigir el Aula Didáctica de la Memoria Democrática en la que formará a los alumnos valencianos sobre su visión del franquismo.