| 27 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Nuria Garrido (con camisa azul) junto a las maquilladoras de Àpunt
Nuria Garrido (con camisa azul) junto a las maquilladoras de Àpunt

Una reportera denuncia su despido de À Punt "por querer hacer buen periodismo"

La periodista Nuria Garrido asegura que la echan "por actuar con valores y defender a los más vulnerables" y ha recibido el apoyo de varios compañeros mientras À Punt no opina igual

| Jonathan Martínez Edición Valencia

La periodista Nuria Garrido, que trabajaba como reportera en el programa 'Bona Vesprada' presentado por Máximo Huerta, desata un nuevo conflicto contra À Punt por lo que considera que ha sido un despido injustificado. A través de sus redes sociales, Garrido denuncia haber sido víctima de una decisión arbitraria por parte del medio público autonómico, dando a entender que el sectarismo de À Punt se ha convertido en el único promotor de su cese.

“Por querer hacer un buen periodismo, con valores, con honestidad y defender (por encima de todo) a los más vulnerables… Me acaban de despedir como reportera de ‘Bona Vesprada’. Esta es la realidad del oficio. Pero la lucha continúa siempre”, sostiene en su perfil de Twitter.

Además, asegura que las desavenencias entre el medio y su manera de trabajar arrastraban casi un año. “ Y lo que no pienso hacer es callarme de lo que he tenido que aguantar durante estos ocho meses donde me he dejado la piel. Ahora, veremos si puedo cobrar el paro. Ah, y porque he forzado yo la situación, sino ahí me tienen sin decirme nada”.

 

Tras la declaración, que ha generado multitud de reacciones en Twitter por parte de compañeros de profesión y curiosos, fuentes de À Punt explican a ESdiarioCV que el despido está justificado y aprovechan para lanzar un último dardo contra Nuria Garrido: “con la reducción de tiempo en ‘Bona Vesprada’ no ha habido renovación automática de todo el personal. Hay gente agradecida de trabajar y de las oportunidades y otros que se van pegando improperios”.

Garrido sí ha encontrado apoyos dentro de la profesión, como el de la periodista Lola Bañón o el del ex consejero de À Punt por parte de Compromís, Rafa Xambó, que le pide que explique la situación. En marzo de este mismo año, Garrido se ganó la enemistad del colectivo fallero tras celebrar en sus redes sociales que no hubiesen mascletaes. "Lo siento por los falleros, ¡pero qué maravilla", decía en un vídeo en medio de una plaza del Ayuntamiento desierta a mediodía.