| 28 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Imagen archivo.
Imagen archivo.

Cómo alargar la vida útil de un colchón

La mayoría de colchones debería durar alrededor de 8-10 años. Sin embargo, los siguientes factores pueden influir notablemente en su longevidad.

| Redacción Valencia Edición Valencia

Comprar un colchón nuevo es una inversión económica importante. Por lo tanto, tomar medidas específicas para prolongar la vida útil del colchón es una excelente manera de proteger esa inversión y ahorrar dinero a largo plazo. 

7 consejos para alargar la vida útil de un colchón

  1. Utilizar una funda de colchón

Las fundas de colchón suelen ser muy finas y se ajustan al colchón como una sábana bajera con laterales elásticos. Pueden estar hechas de diversos materiales, tanto naturales como sintéticos. Entre ellos se encuentran el algodón, el poliéster, el látex y el bambú. Las fundas de colchón impermeables y resistentes al agua están hechas de materiales como el vinilo o el plástico.

Las fundas de colchón son la última línea de defensa para evitar que los derrames y la suciedad invadan las fibras del colchón. También ayudan a prevenir la abrasión en la superficie del colchón debido al movimiento del cuerpo.

  1. Limpiar las sábanas una vez a la semana

Puede que no seas consciente de esto, pero todos los cuerpos humanos producen continuamente aceite corporal.  El aceite corporal es muy destructivo para las fibras del colchón. Por lo tanto, se recomienda lavar la ropa de cama que esté en contacto con la piel humana, al menos una vez a la semana.

  1. Utilizar protector de colchón

Un protector de colchón es como tener una póliza de seguro para el colchón. Sabes que los accidentes van a ocurrir, así que ¡por qué no estar preparado! Los fluidos corporales también pueden acabar empapando las sábanas en el colchón. A diferencia de las fundas de colchón mencionadas anteriormente, los cubrecolchones son gruesos y normalmente pueden evitar que estos fluidos lleguen al colchón, especialmente si se utilizan en combinación con un protector de colchón fino.

  1. Rotar el colchón cada tres meses

Aunque algunos fabricantes de colchones afirman que no es necesario rotarlos para alargar su vida útil, definitivamente puede añadir años a su colchón si lo haces regularmente. Como el peso del cuerpo ejerce presión sobre la estructura interna de su colchón, estas estructuras pueden deformarse permanentemente si no le damos la oportunidad de restaurarse. Al girar su colchón con regularidad, distribuirás su peso de forma más uniforme a lo largo del tiempo.

  • Invertir en un colchón de calidad

Lógicamente, la calidad del colchón también es un factor determinante en la vida útil del mismo. La composición de sus materiales, el tratamiento que hayan recibido o la densidad de las espumas, determinarán en gran medida la durabilidad del colchón, así como su capacidad para recuperar la forma original. Por ello, es recomendable informarse previamente en portales que sometan a prueba los colchones como encuentracolchon.com.

En este sentido, si el colchón está formado por un núcleo de espuma o contiene materiales viscoelásticos, conviene asegurarse de la densidad de los mismos. Cuanto más alta sea la densidad, mayor resiliencia y facilidad para recuperar la forma original, lo que extenderá el tiempo que tarde hasta empezar a deformarse.

  1. Limpiar el colchón regularmente

La mayoría de la gente no se da cuenta de esto, pero si se examinan las partículas de polvo con un microscopio, descubrirás que algunas de estas partículas son duras como el cristal y tienen bordes muy afilados. Por lo tanto, las partículas de polvo pueden cortar literalmente el material de la tela de un colchón, como si fueran pequeños cuchillos. Para combatir esto, es conveniente que aspires el colchón al menos una vez al mes. Para ello, no utilices rodillos, ya que puede dañarlo. En su lugar, utiliza los accesorios especiales de tu aspiradora destinados a la limpieza de tapicerías. De este modo, conseguirás una mayor succión.

  1. Tomar más precauciones con las mascotas

Hemos dejado ésta para el final porque no es aplicable a todo el mundo. Entendemos que la gente quiere a sus mascotas y es natural que las trate como miembros cercanos de la familia. El problema es que las mascotas pueden dañar fácilmente tu colchón y reducir considerablemente su vida útil si no tomas precauciones adicionales.

Como mínimo, debes asegurarte de tener una funda para el colchón, un cubrecolchón y lavar la ropa de cama con más frecuencia si duermes con tus mascotas. También puedes poner una manta especial encima de tu ropa de cama para añadir otra capa de protección. También deberías considerar el uso de una funda de colchón impermeable. Sin esta protección, un solo accidente puede significar que los fluidos del animal queden incrustados en lo más profundo de las fibras de su colchón para siempre. Esto puede provocar la aparición de moho y bacterias.

Una vez que esto comienza, es muy difícil evitar que se extienda. La orina también puede romper químicamente las fibras de su colchón haciéndolas más débiles. Las bolas de pelo, los vómitos, las babas y otras sustancias que se encuentran en las patas de los animales pueden tener un efecto similar, por lo que siempre es mejor prevenir que curar.