| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Concejales de Compromís con la campaña denunciando los problemas de Cercanías
Concejales de Compromís con la campaña denunciando los problemas de Cercanías

Compromís no pierde el tren

la coalición de Oltra y Ribó acierta con su estrategia de denunciar el mal estado de las Cercanías, una propuesta ideológicamente transversal, pero ¿qué hay realmente detrás?

| E. M. Edición Valencia

Lo confieso. Me gusta la última campaña de Compromís. Sí, yo también soy objetivo y sé reconocer si alguien lo hace bien, aunque no sea ideológicamente afín. No soy tan sectario como ellos. La campaña de Compromís denunciando la precariedad de las Cercanías en la Comunitat Valenciana, donde todos los días te encuentras con decenas de retrasos y cancelaciones, es acertada. Es algo que a todo el mundo nos indigna -el perder el tren- seas de izquierdas o derechas. Y que todos podemos compartir, el querer mejorar el servicio.

Con esta campaña Compromís abandona el discurso más izquierdista para optar por una imagen más transversal con un tema que puede compartir cualquiera, una campaña para expandir su espectro ideológico. Ahora bien ¿Qué hay detrás de esta campaña de Compromís? ¿Son sinceros con nosotros? 

En primer lugar, resulta curioso que Compromís haga una campaña contra el propio gobierno que apoya, el de Pedro Sánchez. Las denuncias en la calle y con vallas publicitarias están muy bien, pero el movimiento se demuestra andando. Por ejemplo, exigiendo más dinero para las Cercanías en la Comunitat Valenciana cuando se negocien los Presupuestos Generales del Estado. No atizando en Valencia y callando en Madrid. ¿Romperían su pacto de Presupuestos con el PSOE y votarían ‘no’ si no se mejora lo suficiente las Cercanías? 

Segundo, la propuesta de Compromís parte de una falacia. Que, si se transfieren a la Generalitat las Cercanías, ahora competencia del ministerio de Transportes, el servicio será mucho mejor. No es cierto, y para empezar, Renfe esta como operador blindado para Cercanías hasta 2035. Es el único que tiene infraestructura para operar.

Pensar que si tú lo gestionas mejor que en Madrid los trenes van a ir mejor es un engaño. Puede ser que sí fuera mejor, pero viendo los antecedentes también puede que la cosa vaya a peor. Si no que se lo digan a la EMT de Valencia, gestionada por Compromís, con el robo de 4 millones, los retrasos de buses y los incendios en las cocheras.

La Generalitat gestiona además ya el metro de Valencia o el TRAM de Alicante con Ferrocarrils de la Generalitat, y no por ellos mejora la frecuencia de los trenes del metro. Y si no viajen en la línea 1 o 2 de Valencia que hay trenes que a determinados destinos pasan solo una vez a la hora.

Pánico me da a mí ver un mastodonte tan grande como las Cercanías en manos de un partido como Compromís pudiéndose convertir en un nuevo chiringuito de enchufados gestionado por el Grezzi de turno. Para eso, Virgencita que me quede como estoy.

Por cierto, que gestionar las Cercanías supondría más dinero que gastar. ¿O acaso creen que los trenes y los maquinistas saldrían gratis? Sería un esfuerzo económico para la Generalitat que si no puedes asumir, el servicio se quedaría igual o peor. 

Además, Compromís ha presentado una red de Cercanías ideal con todas las nuevas líneas que habría que hacer o completar. Una propuesta que sobre el papel es genial, pero que en la realidad volvemos a lo mismo ¿Cómo lo piensan pagar? ¿Se creen que esa macro red sale gratis?

Ellos lo lanzan porque saben que nunca van a tener que hacerlo, sólo es a nivel de propaganda. Y si de verdad tienen voluntad en mejorar, pueden empezar por demostrarlo con Ferrocarrils de la Generalitat y el Metro de Valencia que es competencia suya. O con la EMT de Valencia.

En definitiva, Compromís, como suele suceder, a nivel de propaganda política chapó. Lo hacen genial. Y además ahora con ingentes recursos económicos porque estas campañas no son gratis. Pero también como siempre si rascas un poco ‘de forment ni un gra’. Porque protestar y/o proponer cosas ideales lo sabemos hacer todos, ponernos manos a la obra y hacerlo realidad ya es otra cosa.