| 04 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Máximo Buch, exconseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo.
Máximo Buch, exconseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo.

El exconseller de Fabra, acusado de estafa por bloquear la compra de Stator

La financiera de Antonio Aynat emprende acciones legales contra Máximo Buch por una operación de compra que el exconseller no reconoce.

| Sonia García Edición Valencia

El consejero delegado del el grupo financiero Gedesco, Antonio Aynat, ha presentado una querella contra el empresario y exconseller de Economía del Gobierno valenciano de Alberto Fabra, Máximo Buch.  El conflicto se ha originado tras una maniobra del exconseller en el fondo de inversión Stator Management para evitar la operación de adquisición, por parte de Gedesco. Buch ha sido acusado de los delitos de estafa, apropiación indebida y daños, falsedad en documental mercantil, falsedad en documento público y administración desleal.

Aynat ejerció a través de Gedesco una opción a compra de Stator, algo que Buch niega. El pasado 11 de noviembre Gedesco adquirió la condición de propietario del 100% de las participaciones sociales de Stator, según indica la querella. Para su sorpresa, el 14 de noviembre cuando acudió a las oficinas en Valencia para tomar posesión un guardia de seguridad le negó el acceso en la puerta de las instalaciones. 

El demandante asegura que Buch habría realizado cambios en el consejo de administración de Moving Targets, sociedad tenedora del 100% de las acciones de Stator, impidiendo a Gedesco la compra. Las placas y signos identificativos de Stator habían desaparecido. La titularidad de los números de teléfono y dirección de correo electrónico corporativas de Stator había sido modificada, siendo su nuevo titular la mercantil Sauce Capital, perteneciente también a Buch.

El exconseller niega la compra y asegura que no se cumplían los requisitos, según adelanta El confidencial. Busch explica que Gadesco no cumplió con la cláusula del contrato que indica que el precio se establece a través de una valoración independiente en caso de discrepancia. El empresario valenciano está estudiando también emprender acciones legales. Sostiene que, si Aynat "quiere controlar Stator", debe "pagar lo que vale" y  defiende que no ha cometido ninguna ilegalidad.