| 18 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, interviene en el XV Congreso regional del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, a 3 de julio de 2021, en Valencia, Comunidad Valenciana (España).
La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, interviene en el XV Congreso regional del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, a 3 de julio de 2021, en Valencia, Comunidad Valenciana (España).

Baldoví y la inseguridad ciudadana centran el discurso de Catalá

La nueva síndica del PP exige dos dimisiones en aras a estrenarse ante Puig en el debate de política general

| Jonathan Martínez Edición Valencia

La secretaria general de los populares valencianos, María José Catalá, calienta motores en aras a su estreno como síndica en el debate de política general de Les Corts que dará inicio al curso político con el discurso del jefe del Consell. La también portavoz en el Ayuntamiento de Valencia se ha mostrado mucho más dura en torno a tres cuestiones que llevará al próximo pleno municipal y que exigirá la dimisión de dos responsables políticos: uno del Rialto y otro muy vinculado al Gobierno del Botànic.

En este sentido, ha vuelto a incidir en la reprobación del diputado de Compromís, Joan Baldoví, por “insultar” los falleros de la comisión Convento Jerusalén tras comparar un ninot de Puigdemont con la nomenclatura nazi. Una crítica que hace extensible a su compañera de filas y vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, al tratar de justificar las palabras del representante nacional  y “no dar un paso atrás en una crítica ofensiva y peligrosa para los falleros y las Fallas”. “Aunque dicen que son falleros tienen muy poca conciencia de la esencia de las Fallas. No podemos restringir y limitar el ADN fallero: la sátira y crítica desde la educación, el buen ambiente y el espíritu de concordia”, argumenta Catalá. Con todo, ha pedido a ambos líderes nacionalistas reconsiderar sus “decepcionantes” declaraciones, mientras exige a Baldoví dejar el escaño “por meter la pata”.

Otro de los temas presentes en la sesión plenaria será el de la inseguridad ciudadana y el “repunte” en los problemas de seguridad en varios barrios de Valencia: Benimàmet, Orriols, Marxalenes y Cabañal. Ello sumado a la preocupación derivada de los botellones vividos este fin de semana en la Avenida de Aragón y proximidades del Mestalla.

A su entender, las declaraciones realizadas por el concejal de Seguridad Ciudadana, Aaron Cano, en las que vincula la criminalidad de los barrios con la pobreza existente en los mismos resulta “una vergüenza” y, por ello, exigirá también su dimisión. “El problema es de su delegación al no querer asumir las responsabilidades. Sólo él tiene competencias para adoptar soluciones que acaben con lo que se está viviendo en estas zonas. No puede pretender culpar a personas en vulnerabilidad social de la inseguridad”, sostiene la portavoz del PP.

Además, critica que el alcalde Joan Ribó se haya decantado por mantener una reunión en el consistorio con representantes de Orriols “sin salir de su zona de confort y no atreverse a pisar las calle más que para irse a su casa en bici a las dos de la tarde”. Así, le insta a activar el plan de choque contra la delincuencia, aprobar la ordenanza de civismo, convocar una mesa de convivencia para abordar los retos sociales y reforzar la carencia de efectivos policiales. “Desde  2015 la ciudad cuenta con 200 efectivos menos de Policía.  Tienen que publicar ya las bases de la convocatoria de 2020 y preparen la convocatoria de 2021”, solicita Catalá.

Por otro lado, ha presentado hoy su plan de rebajas fiscales en el IBI para el año 2022. Las medidas propuestas por el PP beneficiaria a todas las viviendas e inmuebles destinados a  actividades económicas con rebajas del tipo de gravamen del IBI del 20% y un 30% para inmuebles que tributan por el uso diferenciado, es decir comercios, hosteleros, autónomos, ocio y pymes. Eliminar para 2020 la tasa por mesas y sillas para los hosteleros y bonificar el 95 % el impuesto de Plusvalías por casos de herencias.

Catalá explica que “es una forma de compensar el esfuerzo que todas las familias, empresas y autónomos de Valencia están realizando para afrontar la subida de la luz. Más de 650.000 recibos se verían beneficiados por esta medida. Esta rebaja fiscal supondría un ahorro global de familias y negocios de la ciudad de más de 44 millones de euros”. 

La propuesta Reducir el tipo de gravamen del IBI en un 20% para inmuebles de naturaleza urbana y un 30% para inmuebles que tributan por el uso diferenciado. Con esta opción el tipo de gravamen del IBI para inmuebles de naturaleza urbana en Valencia quedaría fijado en el 0,602%. El tipo de gravamen del IBI para uso diferenciado se situaría en el 0,835 %.