| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Chanel dutante su actuación en Eurovisión
Chanel dutante su actuación en Eurovisión

Dirigentes de Compromís acusan a Chanel de “fomentar la prostitución”

Mientras el alcalde Joan Ribó mostraba su apoyo a la representante española, diputados de la formación cargaban contra el éxito de Chanel con acusaciones de todo tipo

| E. M. Edición Valencia

No todos en Compromís comparten el entusiasmo del alcalde de Valencia, Joan Ribó, por la representante española en Eurovisión, Chanel Terreros, que logró un gran éxito con su tercer puesto en el festival. Ribó ha puesto varios mensajes de apoyo a Chanel, ha ofrecido Valencia como sede de Eurovisión e incluso se ha enfrentado a Madrid -uno de los clásicos- por el derecho a acoger el festival.

Pero como decimos, no todos en su formación son fans de Chanel o el festival. Precisamente a raíz de un tuit de Ribó apoyando a Chanel, surgió una ristra de comentarios en contraria procedentes de dirigentes de Compromís.

“Una letra de encefalograma plano y machista y apologética de la prostitución. Una coreografía sexualizada y cosificadora de la mujer as usual. Un vestuario de torero; es decir, de violencia contra los animales”, era el comentario que contestaba un famoso opinador de Compromís al tuit de Ribó y que compartía con un retuit el diputado en Les Corts y siempre polémico Josep Nadal.

 

No era el único, la también diputada en Les Corts, Mónica Àlvaro, corroboraba este comentario. “Pues hay mucha suciedad o tal vez muy poco de entendimiento y sensibilidad”, señalaba compartiendo un pantallazo de un artículo de la ex directora de À Punt y actualmente en la AVL, Empar Marco, que califica la canción Slo-Mo de “un elogio envenenado a la explotación sexual

 

También se unía a esta acusación en la campaña contra Chanel el diputado de Cultura en la Diputación de Valencia, Xavier Rius, y contestaba al comentario contra la representante de España dando la razón con un “acabo de leer la letra (hasta ahora solo había visto el traje de luces) ¡Qué letra, madre! Yo respeto todos el gustos, pero pienso que como sociedad, algo estamos haciendo mal”.

El diputado Josep Nadal no sólo cargaba contra Chanel por los asuntos mencionados, también contra el propio festival de Eurovisión y la posibilidad de que se haga en España metiendo a Israel de por medio. Compartía comentarios que califican Eurovisión de “es a la música lo que Burger King a la gastronomía, espectáculo tan zafio y plasticoso”, “nacionalismo banal”, o un como de antisemitismo con un “quién organice Eurovisión tendrá que aguantar que vaya Israel y que censuran banderas y reivindicaciones palestinas”.