| 30 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Uno de los autobuses supletorios de Metrovalencia.
Uno de los autobuses supletorios de Metrovalencia.

Segunda jornada de caos en Metrovalencia: descoordinación y hacinamiento

Continúan las incidencias en los tramos afectados por los cortes. Usuarios denuncian largas esperas, autobuses hacinados seguidos de otros vacíos y trayectos excesivamente lentos.

| Sonia García Edición Valencia

Tras el caos producido este lunes en los tramos afectados por obras en las Líneas 1,2 y 3 de Metrovalencia, habrán sido muchos los viajeros que habrán decidido este martes no hacer uso del transporte público. Aquellos que se han atrevido a hacerlo, han podido comprobar que el escenario sigue siendo el mismo. "Después de lo de ayer, se suponía que la cosa mejoraba hoy", lamenta un usuario a través de las redes sociales. 

Pese a que Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha atendido parcialmente a las demandas de la Unión de Consumidores y varios partidos políticos como PP y C's que denunciaron ayer la situación y ha implementado el número de autobuses en el tramo de Rafelbuñol a Alboraia, los usuarios denuncian que la lamentable situación de "descoordinación" continúa. 

Frecuencias mínimas que no llegan a cubrir el flujo de pasajeros, autobuses que no cumplen los horarios y circulan hacinados seguidos de otros vacíos y falta de coordinación entre el metro y el autobús en el lugar del transbordo provocan amplios retrasos y esperas bajo las altas temperaturas en plena ola de calor. Así viven los viajeros la segunda jornada de obras en Metrovalencia que se alargará hasta el próximo 31 de agosto. "A punto de desmayarme" cuenta un usuario en las redes sociales. No corrió la misma suerte una mujer que este lunes perdió el conocimiento en dos ocasiones en el tramo de Llíria a L'eliana.

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana ha reconocido a ESdiario la deplorable gestión que se produjo ayer alegando que "las complicaciones" se habían producido porque se trataba del "el primer día". FGV ha implementado el número de autobuses en la Línea 3 entre Rafelbuñol y Alboraia, pasando de tres a seis autobuses.

Sin embargo, defienden que en la Línea 2 no se han dado "incidencias reseñables". Lo cierto es que, si bien en el tramo de Llíria a L'Eliana no se han producido casos de hacinamiento en los autobuses, la descoordinación es total entre el autobús y el metro, provocando largas esperas a lo que se suma que el recorrido de únicamente cinco paradas se alarga hasta 40 minutos, prolongando el trayecto hasta la capital a más de dos horas. 

Si ya es imprevisible calcular la hora de llegada al punto de destino con este desajuste, los servicios informáticos de Metrovalencia no dan respuesta a los usuarios que viajan en los metros que circulan con normalidad. "Vuestro calculador de trayectos no funciona correctamente. La hora de llegada es la de salida y aunque son dos líneas distintas aparecen con el mismo número", advierte un usuario en las redes sociales.