| 01 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Autobús de la EMT en la plaza del Ayuntamiento de Valencia
Autobús de la EMT en la plaza del Ayuntamiento de Valencia

A Ribó se le escapan 4 millones de euros de la EMT a Hong Kong

La compañía pública de autobuses despide a la jefa de administración por su presunta implicación, que investiga desde el martes la Policía Nacional.

| Beatriz Muñoz Edición Valencia

La semana no acaba bien para el alcalde de Valencia, Joan Ribó. Tras el primer pleno otoñal de este jueves, en el que podría haber cogido el pulso y diseñar las líneas de actuación municipal de cara a los próximos años, una controvertida subida de impuestos, lo puso en el punto de mira y de las críticas, no solo de los concejales de la oposición, sino también de las asociaciones y colectivos afectados por el incremento de los gravámenes municipales del IBI, el IAE, el ICIO, el impuesto de circulación, la tasa de terrazas y la del alcantarillado.

Pero, lo que no se esperaba ahora Ribó es que, después de ese pleno, y justo cuatro meses después de las elecciones municipales, es un macrofraude de 4 millones de euros en la EMT de Valencia, justo este viernes, para acabar de rematar la semana. 

El consejo de administración de la Empresa Municipal de Transportes de Valencia se ha reunido con carácter extraordinario y urgente para que el concejal delegado y presidente de la citada empresa pública, Giusseppe Grezzi, y el gerente, Josep Enric García, dieran detalles de la denuncia presentada ante la Policía Nacional contra la jefa de administración, una empleada con más de tres décadas de trayectoria, por un supuesto fraude valorado en unos cuatro millones de euros que habrían sido transferidos a cuentas del Banco de China, en Hong Kong. La empleada ha sido despedida.

El asunto, que está ya en manos de la Policía y sobre el que se guarda absoluto sigilo, ha sido comunicado de forma escueta por el propio Josep Enric García en un breve comunicado al mediodía de hoy, si bien ha evitado dar detalles porque las fuerzas de seguridad están investigando lo sucedido. García Alemany se ha limitado a explicar que los hechos fueron descubiertos este lunes y que ya el martes se presentó denuncia ante la Policía Nacional. A lo largo de la semana, la EMT ha ido poniendo en conocimiento de los agentes lo que iban descubriendo.

Según apunta el diario "El Mundo", podría tratarse de un caso relacionado con el 'hackeo' de cuentas de altos directivos por parte de bandas especializadas en lo que la Policía conoce como "fraude" o "estafa del CEO". La trabajadora despedida, por tanto, podría haber sido la propia víctima del fraude, pero habría actuado irregularmente y contra los protocolos internos de la empresa que sólo conceden autorización para realizar pagos por elevadas sumas a los más altos directivos de la empresa, entre los que no se encontraría ella misma como jefa de administración.

Las secciones sindicales del Comité de Empresa se han reunido para ser informadas de los últimos acontecimientos y han acordado respaldar a la trabajadora al considerar que "no se ha respetado la presunción de inocencia de la trabajadora despedida", tal y como han hecho público en un comunicado. Por ello, los sindicatos piden que "se investigue tanto judicial como policialmente depurando las responsabilidades oportunas para esclarecer la supuesta estafa cometida".

En ese sentido, el Comité de Empresa se ha puesto "a disposición de dicha trabajadora para emprender todas las medidas legales oportunas y defender su honestidad" y ha pedido que "no trasciendan los datos personales" para evitar "juicios sociales de difícil reposición del honor".

Reacciones de Ciudadanos y PPCV

Las reacciones de la oposición no se han hecho esperar. El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia ha exigido que, tras la investigación policial, "se aclaren los fallos en el protocolo de control de gastos de la EMT".

Los concejales Marta Torrado y Carlos Mundina, como miembros del consejo de administración de la Empresa Municipal de Transportes de Valencia, han lamentado el presunto fraude y han pedido que, “salvaguardando la confidencialidad de las investigaciones policiales iniciadas, el gobierno municipal garantice que iniciará todas las actuaciones legales que estén a su alcance para recuperar los fondos públicos que hayan podido desviarse de manera fraudulenta”.

Asimismo, los ediles populares han pedido al concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, como presidente de la EMT, que una vez quede esclarecido lo sucedido por parte de los investigadores, “dé las explicaciones pertinentes sobre los posibles fallos que hayan podido producirse en los controles de pago de la EMT, así como que asuma y depure las responsabilidades políticas que pudieran derivarse de este presunto fraude”.

Por su parte, el grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, también ha exigido máxima transparencia y rigor en la investigación interna que se produzca en la EMT. "Si han fallado mecanismos básicos de control de gestión tienen que derivarse responsabilidades directivas y políticas en la figura del presidente del consejo de Administración Giuseppe Grezzi", ha manifestado el concejal de la formación naranja Narciso Estellés

"Como miembros del Consejo de Administración de EMT exigimos también que se dé tranquilidad a los trabajadores, que se hagan todas las gestiones necesarias para recuperar el dinero estafado y que la reputación de esta empresa no se ponga más en juego. Recordemos que toda la era Grezzi en la EMT es una completa crisis reputacional continua", ha concluido Estellés.