| 16 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pleno del Ayuntamiento de Valencia
Pleno del Ayuntamiento de Valencia

La ‘venganza del monolito’ y un Ribó que no rectifica su comentario machista

El pleno de Valencia dio para mucho, desde que el PSOE se aliara con la oposición contra su socio Compromís o que el alcalde tuviera un desliz machista con el embarazo de Catalá

| E. M. Edición Valencia

La venganza es un plato que se sirve frío. O en el caso del Rialto, con monolito de por medio. El enésimo desencuentro entre PSOE y Compromís se saldó con el primero votando en contra del monolito de los segundos y con los socialistas llevándose el gato al agua gracias a la pinza que hicieron con la oposición. Tras muchos rifirrafes en los que Compromís siempre se ha salido con la suya en contra del criterio del PSOE, esta vez los socialistas se la devolvieron a los de Ribó.

En concreto, el PSOE de Valencia logró que saliera adelante una moción presentada por ellos donde instaba a cambiar el ‘ladrillo amarillo’ o ‘lápida’ del 15M por un monumento “más inclusivo” que recogiera todos los acontecimientos y movimientos sociales que tienen lugar en la plaza del Ayuntamiento. La moción fue aprobada gracias a los votos a favor de Ciudadanos y la abstención del PP. En contra curiosamente Compromís y Vox -a más de una de la coalición nacionalista le estallará la cabeza pensando que han votado lo mismo que ‘la ultraderecha’-.

Así que, si nos atenemos a lo aprobado en el pleno, el ‘ladrillo amarillo’ debe desaparecer de la plaza por mucho cabreo que se lleve Compromís. El tema del monolito se ha vuelto tan central que la propia portavoz del PP, María José Catalá, tras enumerar hechos históricos acontecidos en la plaza, prometió que su primera medida como alcaldesa sería quitar el monolito.

La cosa no quedó en el pleno, sino que se trasladó a las redes sociales. PSOE y Compromís iniciaron una ofensiva para vender sus argumentos. Los socialistas vendieron con un vídeo que gracias a su moción “la plaza es de todos” tengan la ideología que tengan mientras que Compromís tiró de argumentario para vender el 15M como la panacea “de los movimientos sociales” y cargando contra “los partidos del régimen del 78 y lo a gustito que están en corruptelas”. Menos mal que son socios y gobiernan juntos.

El comentario machista de Ribó

El otro choque importante del pleno fue el que protagonizó el alcalde Joan Ribó con María José Catalá. Ribó en una intervención y sin venir a cuento, reprochó que en ese momento Catalá no estuviera en el pleno con comentarios despectivos como “que se había ido a Torrent”. Catalá, a su vuelta, explicó que se había levantado por su estado de gestación de seis meses, que no tenía que darle explicaciones y que, aunque Mónica Oltra presume de que Ribó “es el alcalde más feminista de España” con comentarios así de feminista tiene poco. Las redes, nuevamente, se incendiaron con el “machismo” de Ribó.

Otro punto no menos importante fue el de la máquina donada por Amancio Ortega que el Ayuntamiento sigue sin poner en marcha un año después. El PP presentó una moción de urgencia para que el Ayuntamiento dé la licencia que permita poner en funcionamiento en el Hospital Clínico el equipo de radioterapia. El voto de calidad de Ribó en contra -Sandra Gómez se ausentó por unas contracciones, fue un pleno con los embarazos muy presentes- impidió que saliera adelante la moción.