| 27 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El alcalde de Valencia, Joan Ribó.
El alcalde de Valencia, Joan Ribó.

Solidaridad denuncia que Ribó impone un curso "ideológico" a los trabajadores

El sindicato sostiene que no tienen potestad para obligar a la asistencia de la formación de Igualdad y atentan "contra la libertad de las personas".

| Sonia García Edición Valencia

El sindicato Solidaridad ha presentado en sede electrónica del Ayuntamiento de Valencia una instancia donde se denuncia que mediante "engaños y haciendo creer que el curso es de carácter obligatorio", el gobierno de Joan Ribó está haciendo asistir a un curso para la “implementación del principio de igualdad“ a todos los funcionarios públicos del consistorio.

El Servicio de Formación municipal ha instado a todo el personal el próximo día 16 de febrero a asistir "de forma obligatoria" al curso 'Formación básica para la implementación del principio de igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en el Ayuntamiento de Valencia'. "Este curso ya se ha impartido a la mayoría de la plantilla municipal con la advertencia de su realización obligatoria", expone el sindicato en un comunicado. 

El citado curso de inserción y asistencia obligatoria, fue aprobado por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento el pasado día 7 de marzo de 2019. Esta formación se plantea como nueva al no ajustarse "a ninguna acción formativa anterior" por lo que, pese a que  personal de este Ayuntamiento  ya cuenta con una formación en la materia, según la “Comisión de Igualdad”, la asistencia es “obligatoria”.

El sindicato solicita que la presidenta de la Comisión de Igualdad, la concejal Lucía Beamud, informe en qué reunión del citado órgano se aprobó la “obligatoriedad de asistencia”. Y esto resulta relevante para el sindicato ya que sostiene que, a pesar de haber consultado el Reglamento, "temen que la citada comisión no ostenta potestad alguna para ordenar la asistencia a un curso a alguien que no quiera ir y que, por consiguiente, esa orden emitida sin amparo jurídico y atentando, por consiguiente, a la libertad de las personas, constituye un supuesto típico de falta disciplinaria, imputable a aquel personal público, que ordene lo que no puede ordenar y limite con ello la libertad personal e ideológica de los ciudadanos". 

También interesa a este sindicato tener acceso al expediente íntegro aprobado por la “Junta de Gobierno”, que, al parecer, en su sesión de 7 de marzo de 2019 pasado, toda vez que, de lo consultado en los documentos que fungen como oficiales en la web municipal, no consta la existencia del meritado curso que resulta “nuevo” y de “inexcusable asistencia”. 

Asimismo, piden conocer el contrato con la entidad que instruye la formación para producir el gasto y el pago a favor de personas concretas, sobre todo después de descubrir que quien ha impartido cursos anteriores es una de las trabajadoras. 

En línea con lo anterior, solicitan el acceso a las “hojas de firmas de asistencias a los cursos" en cuestión que hayan sido impartidos bajo el amplio epígrafe de “igualdad de trato”, al objeto de poder hacer un cálculo de eficacia económica y eficiencia formativa.