| 17 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ximo Puig y Yolanda Díaz
Ximo Puig y Yolanda Díaz

Yolanda Díaz reconoce el problema de la infrafinanciación… sin fijar fechas

La vicepresidenta del Gobierno y máximo cargo de Podemos asegura que la Comunitat Valenciana es "la peor financiada de España" pero deja el tema para “un horizonte próximo”

| E. M / J. M. Edición Valencia

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se ha reunido este lunes con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, donde le han preguntado, entre otras cuestiones, por el tema estrella de la reforma de la financiación autonómica, más cuando su compañera de Gobierno, Nadia Calviño, arrojó un jarro de agua fría asegurando que dejaba el asunto “para los próximos años”. 

Díaz ha reconocido que la Comunitat Valenciana es "la peor financiada de España" y que "este déficit debe ser resuelto con un nuevo modelo justo y que atienda a las realidades de lo que aporta en términos económicos, de PIB y de población, y de necesidades sociales". Eso sí, no se ha atrevido a avanzar fechas sobre cuándo se abordará el tema tras dos años de gobierno de Sánchez en el que está encallada esta cuestión pese a la promesa que le hizo el PSOE a Compromís de abordarlo en dos meses.

La también ministra de Trabajo ha recalcado al respecto que la reforma del sistema de financiación es "uno de los problemas más acuciantes que tiene la Comunitat Valenciana y globalmente nuestro país". "un nuevo sistema, sin lugar a dudas, sería un paso en un horizonte próximo para mejorar la calidad de vida en el conjunto de nuestro país". Es decir, lo dejo en un horizonte futuro sin aclarar si será de meses o años, sólo que es cuestión de la ministra de Hacienda que “ya está trabajando en ello”.  

Por otro lado, la vicepresidenta ha manifestado su voluntad “clara” de subir el salario mínimo pese a la posición de las patronales empresariales en las negociaciones. “Han entrado pidiendo la congelación del SMI este año, es decir, pidiendo cero y salen pidiendo cero. Esto no es negociar, esto es otra cosa", señala.

Así, reitera que la postura del Gobierno “ya es conocida por todos” y apela al diálogo social como única vía para llegar al entendimiento en una “decisión que ya no solo está en esta parte de la coalición -la de Podemos- sino que forma parte de la mayoritaria del Gobierno”. 

No en vano, a pesar de no estar en sintonía con las patronales, cree que alcanzará un acuerdo con sindicatos tras trabajar “informalmente” con sus interlocutores durante el fin de semana. 

La subida del SMI, según Díaz, resulta fundamental para contrarrestar el incremento del IPC.  En concreto, se ha referido a los empleados que no forman parte de los convenios y necesitan de estas cantidades “simbólicas” pero “importantes para las familias”.