| 26 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
José Gosálbez, portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Valencia.
José Gosálbez, portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Valencia.

Gosálbez (Vox): "Ribó lleva seis años de vacaciones y quiere seguir dos más"

La izquierda ha traído el caos absoluto. Valencia es una ciudad caótica en tráfico. No protegen las señas de identidad ni la lengua valenciana ni las fallas, a las que se intentan ningunear

| Á. E. Edición Valencia

José Gosálbez Payá, portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Valencia y vicesecretarío jurídico de la formación, ha conseguido apaciguar su grupo tras un arranque de legislatura convulso. Está logrando encontrar hueco en su labor de oposición con varias denuncias en los tribunales por la contratación -presuntamente irregular- de interinos en el consistorio. Las encuestas auguran que la formación de Abascal puede pasar de los dos concejales actuales a seis. Descarta que el ex presidente Francisco Camps tenga cabida en las listas de 2023.

-Es la primera vez que ocupa un cargo público. ¿Qué le ha llamado la atención de la administración local?

-Vengo del mundo jurídico en ejercicio. El ayuntamiento es mucho más vivo, me sorprendió la rapidez, la agilidad. La política local es absolutamente del día a día. O estás en la calle o estás muerto.  Lo que hemos aprendido en este tiempo,  y seguiremos haciéndolo en estos dos años que quedan es calle, calle, calle; vecino, vecino, vecino que nos cuenten sus preocupaciones e intentar  solventar dentro de lo posible los problemas reales de los valencianos.

-El arranque de la legislatura de su grupo fue atípico. Trascendieron discrepancias entre usted y su compañero. Pasado el ecuador del mandato han conseguido aplacar esa imagen de división.

-No sé la imagen que puede tener. Lo importante es el objetivo y no es otro que el de echar a Ribó del gobierno en 2023, que la izquierda salga del gobierno y recuperar Valencia. Ese es único objetivo que tenemos y en eso trabaja el grupo municipal Vox y el partido en su parte provincial y nacional. Hay que recuperar Valencia y recuperar España.

-Defiende un nuevo modelo totalmente distinto del que lidera Joan Ribó (Compromís)

-La izquierda lo que ha traído es el caos absoluto a la ciudad. Llevamos seis años de desgobierno del señor Ribó. El alcalde está desaparecido, ni se le espera ni está en ningún sitio. Se ausenta, se esconde detrás de sus concejales. Valencia es una ciudad caótica en el tráfico. No tiene cuidado ni protección a las señas de identidad, a la lengua valenciana o, hacia a nuestras fallas a las que se intentan ningunear.

Queremos levantar las alfombras de la administración, sacar toda la porquería que hay escondida.  De hecho estamos sacando a la luz irregularidades como el que han denunciado  ¡esos valientes funcionarios del ayuntamiento por posible prevaricación  de  los concejales Notario y Campillo. Queremos  limpiar Valencia, limpiar el ayuntamiento, entre otras cosas, para reducir el tamaño de la administración local.

-¿El "matrimonio político" Joan Ribó-Sandra Gómez está roto?

-Está rotísimo. Lo que ocurre es que la izquierda, con tal de no soltar la poltrona de seguir sentado en el sillón de gobierno, es capaz de cualquier cosa. Se lo he dicho a la señora Gómez: es la responsable de la competencias de urbanismo y, sin embargo  muchas se las ha robado descaradamente Grezzi (Compromís). El PSOE se ha convertido en un socio de gobierno que lo  único que hace es asentir a lo que le dice "Papa Ribó". Es cierto que de vez en cuando (el PSOE) coge unos buenos cabreos como ocurrió  en la comisión de bienestar social para poner una calle a Largo Caballero. Compromís votó en contra de la urgencia. En ese debate  Pilar Bernabé terminó cerrando el micrófono de un manotazo  tan fuerte que golpeó sobre la mesa.

-El posible matrimonio político de usted con la portavoz popular María José Catalá ¿podría tener futuro?

-Si en 2023 logramos el resultado que espero y deseo, y hay mayoría en el gobierno de la derecha,  veremos si hay matrimonio o un simple apoyo de una fuerza a otra para ayudar al gobierno sin estar en él. Lo que está claro es que nuestro único objetivo -repito- es echar a Ribó, recuperar Valencia, que Valencia vuelva a ser punta de lanza y no este vagón de cola.

-¿Qué aspectos de la gestión del Rialto considera más negativos ?

-La política de movilidad es nefasta; la impositiva, terrible, por más que quieran maquillar con cuestiones con la tasa de mesas y sillas. Por cierto, en plena pandemia, fue Vox el primero que pidió la  supresión de la tasa.  Yo firmé la moción que pedía la exoneración y se nos ignoró. Luego copiaron la moción y la han aplicado.

-¿Qué modelo de movilidad defiende Vox?

-La ciudad tiene que ser cómoda para poderse mover con vehículo privado, público, bicicleta o patinete; nos da igual. Valencia tiene la gran suerte de ser una ciudad completamente plana, lo que facilita la movilidad.  Los carriles bicis son una gran solución, una alternativa, pero hay que hacer un plan verdadero de movilidad y no ocurrencias como por ejemplo el carril bici de Reino de Valencia, que ha destrozado la avenida cuando técnicamente había otras soluciones. Pero para ello era necesario horas de trabajo y eso de trabajar al señor Ribó y a su equipo le viene mal.  Llevan seis años de vacaciones y quieren seguir dos más.

-La ampliación del Puerto ha divido a los socios de gobierno. ¿Están a favor de la ejecución?

-Estamos por la labor de que se respete lo que está aprobado.  De hecho lo que es el muro perimetral está ejecutado desde 2012 y ahora falta, para que se entienda, la obra de relleno, poner el suelo. Queremos que esa ampliación sea real, que el Puerto de Valencia sea más grande y que siga siendo como puerto importante en el Mediterráneo.  Ribó y su partido catalanista, pancatalanista como es Compromís, quieren llevarse las inversiones fuera de Valencia, están primando al Puerto de Barcelona por encima del Puerto de Valencia y eso el alcalde no lo puede hacer bajo ningún concepto. 

-¿Aceptaría al ex presidente Francisco Camps en su lista municipal?

-De aquí a la confección de la lista queda mucho. Hasta donde yo sé, el señor Camps es afiliado del PP y se postula como posible candidato  a la alcaldía de Valencia por el PP. Esa es una cuestión que tendrá que dilucidar él y a la que no voy a entrar en absoluto. Qué haga la que quiera.

-¿De qué propuestas se siente orgulloso?

-De la solicitud de ayudas al banco de alimentos por la gran acción social que hace esa institución, institución que tenía un convenio con el anterior gobierno y que Ribó se encargó de dinamitar. También nos sentimos orgullos por lo que supone para todos los valencianos las dos actuaciones respecto al Santo Cáliz y el Camino de Santo  Grial.