| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, interviene durante un pleno de las Cortes valencianas
El 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, interviene durante un pleno de las Cortes valencianas

Ximo Puig utiliza a Murcia para atacar la reforma fiscal del PP

El líder del Gobierno valenciano acusa a la región de Murcia, presidida por el 'popular' Fernando López Miras, de tener impuestos más altos que la Comunitat

| J.M Edición Valencia

El debate que da inicio al nuevo curso político se ha convertido en lo más parecido a un “cara a cara” electoral entre Ximo Puig y el principal partido de la oposición. Bajo la amenaza de una posible cita anticipada con las urnas, el Partido Popular no ha querido desaprovechar el escaparate que le ofrecía esta sesión plenaria de Les Corts para dar a conocer una de las propuestas que abandera en su programa político: la bajada de impuestos. Un ambicioso proyecto que dieron a conocer hace unas semanas bajo el lema de “revolución fiscal” porque permitiría a los valencianos liberarse del “infierno fiscal” del Ejecutivo de Puig con un ahorro de 1.500 millones de euros.

Sin embargo, el jefe del Consell llegaba preparado para desmantelar punto por punto estas promesas y dejar claro que la carga impositiva de la Comunidad Valenciana se situaba en la media nacional. Para ello, ha utilizado en múltiples ocasiones a la Región de Murcia, presidida por el popular Fernando López Miras,  como ejemplo de autonomía que tiene impuestos más elevados. “Es falso que el IRPF, el impuesto sobre patrimonio o de sucesiones por encima de otras comunidades españolas”, declara Ximo Puig.

Por su parte, la síndica del Partido Popular, María José Catalá, también ha catalogado la gestión económica del Consell como "precaria, desnortada y nada ambiciosa". Más aún, en lo referente a la salida de la crisis pandémica, la ha calificado de "negligente" y le ha reprochado que ha "demonizado" la hostelería y el turismo.

Además, le ha afeado el "ejercicio de frivolidad absoluta" de afirmar que "es mejor salvar una vida que tomar una cerveza". "Dígaselo usted al que tiene un pequeño bar de toda la vida", le ha espetado. "Frivolizar con la vida profesional de muchas personas, esto no me lo esperaba de usted", ha manifestado.