17 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Joan Ribó, con el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, entregando la medalla al mérito policial

Denuncian al Gobierno de Ribó por 'trampas' en la promoción de comisario

La demanda, a la que ha tenido acceso ESdIarioCV, acusa al Ayuntamiento de Valencia de variaciones sospechosas en las puntuaciones, proceso irregular y examen sin ningún tipo de garantías

| E. M. Edición Valencia

Variaciones sospechosas en las puntuaciones de los aspirantes, proceso irregular y un examen sin ningún tipo de garantías son algunas de las acusaciones que recoge la demanda interpuesta ayer 6 de abril de 2021 contra la junta de gobierno del Ayuntamiento de Valencia y su acuerdo para la constitución de una bolsa para la mejora del empleo en la Policía Local de Valencia, en especial la convocotaria de la mejora de la bolsa de empleo para comisario principal

La demanda, a la que ha tenido acceso ESdiarioCV, consta de 36 páginas en las que se explica minuciosamente las supuestas irregularidades. Según explica la demanda en sus diferentes puntos, se cometieron todo tipo de irregularidades. Empezando por "la actual estructura de la Policía Local de Valencia en su Escala Superior, que está compuesta por las siguientes plazas cubiertas en propiedad: 5 Comisarios Principales  y 11 Comisarios. Esto hace inviable el aumentar el número de comisarios principales porque para que hubiesen 6, primero tendrían que haber 12 comisarios". 

Asimismo, la convocatoria no se ha realizado de acuerdo a "la publicidad con lo dispuesto en el artículo 3 del Decreto 153/2019, de 12 de julio, del Consell". Es decir, no se publicitó la convocaroria como obiga la Ley y corresponde. 

Discriminación a los agentes de antes de 2015

Sin embargo, lo más grave en la demanda sería, primero, la discriminación que produce en el temas de los méritos, donde no se respeta la antigüedad si el agente procede de otro municipio y sólo cuentan con los que tienen plaza en Valencia desde 2015. De 40 puntos de méritos, 20 serían inviables de asumir. "El Ayuntamiento de Valencia discrimina  a aquellos funcionarios que procedentes de otros Cuerpos de la Policía Local de la Comunidad Valenciana llevan más de dos años en la categoría desde la que optan". 

"Se llega a otorgar la astronómica cifra de 20 puntos para todos aquellos aspirantes que hubieran superado las pruebas de acceso para la categoría a la que optan siempre y cuando ello hubiese ocurrido en las pruebas selectivas de las plazas de la oferta del año 2015, es decir, sin que sean válidas las superadas con gobiernos municipales de signo político distinto al que ahora se encuentra gobernando el Ayuntamiento de Valencia". 

El baremo de méritos no se ajusta al establecido en la normativa vigente que no es otra que la recogida en la Orden de 23 de noviembre de 2005, de la Conselleria de Justicia, Interior y Administraciones Públicas y se ha aprobado de forma arbitraria y caprichosa en las Bases aprobadas  apartándose del reglamentariamente establecido, explica la demanda.

Examen sin garantías

También la prueba de conocimientos en la categoría de Comisario Principal consistente en la resolución de un supuesto práctico se ha realizado de forma arbitraria al tratarse de una exposición oral de la resolución de un supuesto práctico en lugar de hacerse por escrito simultáneamente por todos los aspirantes o mediante exposición oral de un supuesto práctico que a cada uno de los aspirantes les corresponda en suerte por insaculación de bolas de dentro de un saco o por sorteo y en presencia de los once aspirantes para inmediatamente comenzar la exposición pública.

Dicho de otro modo, se citó en horas diferentes a los aspirantes, solos en una sala, para una prueba oral de 20 minutos. Algo inusual porque lo normal es hacer la prueba con todos juntos, ya sea oral o escrita, y en caso de ser oral sortear las preguntas con un bombo.

Variaciones sospechosas en las puntuaciones

Otro asunto que detalla la demanda es la denuncia de variaciones sospechosas en la puntuación de los aspirantes. El 22 de marzo fue el examen oral y hasta el 24 no salió la puntuación. Algo que vieron raro porque al ser oral te pueden decir la nota en el momento o en horas. En se lapso de tiempo se producen variaciones en la autobaremación. El cuarto aspirante en la lista es requerido y le descuentan 2 puntos, mientras que otro comisario 'descubre' dos meses y medio después que su autobaremación no es correcta y le suman 3 puntos más, y esto produce una modificación de la clasificación pasando del octavo al cuarto lugar. Se sospecha por tanto que hubo cambios interesados antes de la puntuación final.

Como ven, muchas irregularidades que ahora una demanda pone negro sobre blanco y que la Justicia deberá determinar si el gobierno de Ribó cometió irregularidades y tratos de favor en el proceso de promoción de comisarios, y si esto conlleva alguna responsabilidad política.