| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Fernando Giner con los concejales de Cs en Valencia
Fernando Giner con los concejales de Cs en Valencia

Cs en Valencia como pollo sin cabeza: defiende ahora la memoria histórica

El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, critica que Ribó disuelva la comisión de memoria histórica integrada por asociaciones y sindicatos de izquierda

| V. G. Edición Valencia

Ya sea por un titular o por criticar por criticar, hay veces que algunos partidos cuestionan decisiones del gobierno municipal que van en contra de su ideario o el de los votantes que esperan representar. Es el caso de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, que ha salido a cuestionar que el alcalde Joan Ribó disuelva la comisión de memoria histórica, integrada por entidades de izquierda y sindicatos.

En concreto, el portavoz de Ciudadanos en Valencia y autoproclamado candidato de esta formación, Fernando Giner, ha criticado que el equipo de gobierno de Compromís y PSOE "haya disuelto unilateralmente la comisión mixta de Memoria Histórica, sin contar con ninguna de las seis entidades que la integran". 

 

La comisión estaba formada por entidades de izquierda como el Grupo por la Recuperación de la Memoria Histórica, 'Entre Pobles', la asociación 'Guerra y Exilio', la entidad 'Ruta Republicana', y las secciones sindicales UGT-PV y CCOO-PV.

Desde el gobierno de Joan Ribó se asegura que esta comisión no tiene sentido las competencias de memoria histórica son nacionales y autonómicas, y que el Ayuntamiento tan solo se tiene que limitar a cumplir con estas leyes o normativas. La concejala de Cultura, Gloria Tello, anunció que daba por disuelta esta entidad “porque supuestamente ya había hecho mucho trabajo, como cambiar nombres de calles o la rehabilitación de refugios".

Pero para Fernando Giner parece que no valen estas explicaciones y defiende la existencia de esta comisión de memoria histórica en que “el alcalde no puede disolver sin consentimiento de la sociedad civil ninguna comisión, y menos cuando ha contado con diferentes colectivos para su constitución y estos han entregado sus propuestas de trabajo”.