| 25 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ximo Puig con los empresarios
Ximo Puig con los empresarios

Esperando el «Marshall» europeo como agua de mayo

Los empresarios valencianos y el presidente del Consell, Ximo Puig, han coincidido en que debe agilizarse la distribución de los 140.000 millones que vendrán a España desde Europa.

| J. V. YAGO Edición Valencia

Ha sido la conclusión final de una reunión que ha sonado floja y algo descafeinada. Lo mismo de todos los años, con el añadido de la celebración telemática y una novedad: el interés por los fondos europeos de reconstrucción. Tanto Puig como los empresarios apuestan por agilizar los trámites burocráticos y hacer que los fondos lleguen lo antes posible a las empresas para que pueda haber cooperación entre lo público y lo privado.

El presidente del Consejo de Cámaras de la Comunitat Valenciana, José Vicente Morata, ha subrayado que las empresas exportadoras están "están volviendo a generar empleo y riqueza, están con actividad plena y hay que aprovechar ese tirón, porque son miles en esta comunidad y nos van a dar muy buenos resultados a muy corto plazo".

Según los empresarios, las firmas exportadoras van a buen ritmo, y hay que aprovechar que son miles en la Comunitat.

A la reunión han asistido el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, los consellers de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler; de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent; y de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España.

El 'president' ha trasladado a los empresarios que el Plan Marshall europeo "es la gran oportunidad" que tiene la Comunitat. En este sentido, ha afirmado que la ciencia y la innovación son las que ayudarán a salir de esta crisis y que debemos aprender de esta pandemia la necesidad de reforzar el estado social y modernizar la economía.

Un plan que, por otra parte, aunque no supondrá la presencia de «los hombres de negro europeos», tiene letra pequeña, y exigirá ciertas reformas por parte de quienes lo reciban.