| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ribó y concejales de Compromís junto al polémico monolito que ahora se quiere cambiar
Ribó y concejales de Compromís junto al polémico monolito que ahora se quiere cambiar

La representación social para Ribó: víctimas del terrorismo no, anti Israel sí

El Ayuntamiento de Valencia hace un listado de los movimientos sociales más representativos, gastando 51.000 euros, donde sólo incluye al catalanismo, a los amigos o a las entidades afines

| E. M. Edición Valencia

¿Qué representa la sociedad valenciana? ¿Qué entidades encarnan los movimientos sociales valencianos? Eso es lo que se ha planteado desde el Ayuntamiento de Valencia dirigido por Compromís y PSOE para cambiar el polémico monolito del 15M. A mucha gente le puede venir a la mente las Fallas, por ejemplo, como movimiento social. Pero el listado que ha elaborado el gobierno de Joan Ribó de esa representación social ha levantado muchas ampollas porque parece más la lista de amigos y de entidades afines que de la sociedad valenciana.

Así, en el estudio de la concejalía de Participación que dirige la socialista Elisa Valía, estudio que ha costado 51.550 euros, se incluyen como representativas de la sociedad valenciana a entidades catalanistas como Acció Cultural del País Valencià, anti Israel como el movimiento BDS País Valencia o entidades minoritarias como Solidaritat amb Kurdistan, mientras se olvidan asociaciones de vecinos o entidades centenarias como Lo Rat Penat o la RACV.

Siguiendo en la misma línea de sólo considerar a los suyos, desde el gobierno de Ribó se mete como movimientos representativos a los que van en contra de la ampliación del Puerto o de la ZAL, o a la Primavera Valenciana, todos ellos reivindicaciones de Compromís, o se incluyen a las víctimas del franquismo, pero sin embargo se ignora a las víctimas del terrorismo como movimiento social, pese a las movilizaciones y la lucha que ha representado, o movimientos como la reforma de la financiación o el de la recuperación del derecho civil valenciano.

 

El PP denuncia el “tufillo sectario”

En este sentido, la portavoz del PP en Valencia, María José Catalá, ha denunciado el “tufillo sectario” del listado de movimientos sociales y ha indicado que “si yo fuera alcaldesa no estaría preocupada por monolitos, me centraría en lo realmente importante para Valencia y los valencianos.”

María José Catalá ha anunciado que el PP va a presentar una moción para paralizar este “proceso ideológico” que incumple el código de buen gobierno y anuncia: “Cuando sea alcaldesa, si la izquierda no rectifica, retiraremos este monolito sectario y que apuesta por la desunión”.

El PP ha recordado además que Ribó se gastó casi 20.000 euros en la colocación y exposición fotográfica del actual monolito del 15M. “A los valencianos les va a costar un dineral su caprichito”.