| 02 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El diputado de memoria histórica, Ramiro Rivera (PSOE) y el líder de Falange, José Antonio Primo de Rivera
El diputado de memoria histórica, Ramiro Rivera (PSOE) y el líder de Falange, José Antonio Primo de Rivera

La Diputación de Valencia gasta 13.200 euros en estudiar la Falange

El diputado socialista Ramiro Rivera destina esa cantidad porque considera una prioridad saber la implantación del partido en el ámbito valenciano

| E. M. Edición Valencia

En plena recuperación y salida de la crisis tras la pandemia del COVID, con tantas personas que han visto arruinadas su negocio, parece que algunas administraciones tienen otras prioridades como por ejemplo estudiar la implantación de la Falange en la provincia de Valencia. No es broma, es la nueva iniciativa del diputado Ramiro Rivera, socialista y alcalde de Titaguas, y responsable de memoria histórica de la institución que preside el también socialista Toni Gaspar.

El estudio titulado “La Falange en el ámbito local valenciano” cuesta la friolera de 13.200 euros nada menos, una cantidad nada baladí para saber algo que como ven es de rabiosa actualidad. Así consta en el decreto publicado por la Diputación de Valencia.

El decreto justifica este gasto de dinero en estudiar la Falange en el cumplimiento de la ley de memoria histórica y de la ley de memoria democrática de la Generalitat y adjudica el estudia a la profesora de historia Aurora Fuster Serrano, justificando que “debe recurrirse a una asistencia técnica externa”.

No es la primera vez que la Diputación de Valencia centra sus esfuerzos y presupuestos en promover su visión de la guerra civil. Ya distribuyó lotes de libros de forma gratuita por los ayuntamientos que sólo hablaban de la Guerra Civil y del bando republicano, como si no hubiera otras visiones u otros temas de historia o ha destinado 763.000 euros para fosas.

memoria