| 18 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La vicepresidenta de la Comunidad Valenciana, Mónica Oltra (1d), y el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig (1i), conversan durante un pleno de las Cortes valencianas en el Palau de las Cortes Valencianas
La vicepresidenta de la Comunidad Valenciana, Mónica Oltra (1d), y el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig (1i), conversan durante un pleno de las Cortes valencianas en el Palau de las Cortes Valencianas

El dardo del PSPV a sus socios: "algunos creen que tienen que apuntarse tantos"

La aprobación de los presupuestos "in extremis" provoca un nuevo cisma en el Botànic y crea un precedente que el PSOE no está dispuesto a repetir

| J.M Edición Valencia

La aprobación de unos presupuestos de la Generalitat “in extremis” para salvaguardar la imagen de unidad que siempre ha caracterizado al Botànic no convence a la oposición, aunque tampoco lo hace dentro del propio Gobierno valenciano. La nueva fórmula ideada por la vicepresidenta Mónica Oltra de crear una Comisión política con el objetivo de evitar “negociaciones radiales” ha allanado el terreno para convertir lo que en principio constituye una obligación en una mera posibilidad. Y es que esta comisión no ha sido capaz de cumplir con el principal propósito de presentar las cuentas antes del marco legal del 31 de octubre, tal como establece el Estatuto de Autonomía, lo que evidencia todavía más las desavenencias que durante las últimas jornadas se vienen produciendo en el seno del Consell.

Desde el PSPV evitan hacer una valoración sobre el papel de esta Comisión política y se centran en destacar la “excelente labor” realizada por la Conselleria de Hacienda, dirigida por Vicent Soler, para lograr que el documento presupuestario pueda entrar en vigor antes de que acabe el año. El síndic de la formación, Manolo Mata, sostiene que “nunca” pondrá en riesgo la solvencia del Gobierno valenciano por una metodología y reprocha a sus socios el intentar convertirse en los protagonistas de la negociación. “Los gobiernos de coalición tienen el inconveniente de que siempre hay quien cree que tiene la necesidad de sacar la patita o apuntarse tantos. El PSOE no hará eso”, subraya.

Además, lanza una serie de órdagos contra la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, después de que diese por hecho que no ocurría nada si los presupuestos se aprobaban una semana más tarde de lo estipulado por ley. “Hay quien dijo que no pasaba nada si se presentaban una semana más tarde. Pues bueno, al final ha sido con dos días de retraso”, subraya Manolo Mata.

Del mismo modo, ha hecho referencia a declaraciones que realizó la dirigente de Compromís en la anterior rueda de prensa del pleno del Consell, donde recordó que como consecuencia de haber negociado “mal” los presupuestos del pasado año, tuvo que presentarse un documento de 300 páginas en enero para justificar una modificación en las cuentas. Según Manolo Mata, esa situación evidencia que existe mucha una gran labor técnica más allá de la comisión. "Aprobar unos presupuestos es mucho más complejo, por eso luego salen algunos diciendo que es necesario un documento de 300 folios para hacer un desvío de 20 millones", apostilla el síndic socialista.