| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

¿Mata la corbata?

Justos por pecadores y sin corbata. Son los restos del naufragio y los detritus de la desfachatez como programa con garantía de supervivencia y fecha de caducidad

Y voy al grano desde el principio. No me resisto a terciar por más que haya sido dicho y publicado al respecto. ¿Se puede ser más majadero?

Justos por pecadores y sin corbata. Son los restos del naufragio y los detritus de la desfachatez como programa con garantía de supervivencia y fecha de caducidad. O tal vez una variante avanzada de la obsolescencia programada de los electrodomésticos. Lo de justos por pecadores como consigna de salida, tiene delito. Recurrir al bastón bíblico para ir sembrando la especie del perdón cesáreo es una estrategia descarada y tan hipócrita que no descarto termine en proceso (procés en catalá) de beatificación secular de sus dos protagonistas. Todos, incluso el Presidente tienen derecho -diría yo el deber en su caso- de expresar con claridad, rotundidad y honestidad su ideario, sus convicciones y objetivos. Pero el recurso, también en esta ocasión, a la mentira, al disfraz y al oscurecimiento de la realidad, acarreará tormentas postestivales de diversa índole  e intensidad. Como en la ruleta urge un rien ne va plus. Y un croupier honesto.

En el falaz argumentario socialista cocinado al alimón entre el laboratorio monclovita y los microondas de Ferraz (ahora prácticamente intercambiables), alguno como Espadas elevando el tono místico, o Montero de los ERES la adhesión inquebrantable, se reafirma la decencia e inocencia de sus prohombres, digan lo que digan los demás. Y digan lo que ya han dicho los jueces. Porque … no se llevaron un euro a casa, proclaman con insistencia. Es verdad, lo que hicieron fue poner su casa en palacio, habitar cuatro décadas el euro (antes, las pesetas).

¿Mata la corbata? A mi me mata la ignorancia ajena, que a sobrellevar la propia me he ido acostumbrando con los años.

Un tweet que, con fotografía de Chaves y Griñán a un lado y de Paco Camps al otro ha inundado las redes sociales y ha generado algunos artículos de opinión, declara haber aprendido que los “condenados del PSOE son más honrados que los absueltos del PP”. La comparación gráfica es tan didáctica como imbatible es el comentario irónico que la ilustra. Debería caérseles la cara de vergüenza cada vez que alguien les recuerda lo esgrimido y defendido con anterioridad y con idéntico oportunismo. Y cada vez que miren a los ojos, si es  que son capaces, al ex presidente Camps.

Estos sans culottes del intelecto, descamisados por soberbia y de salón, van ahora contra la corbata, cuando llevan años sin haber aprendido a usarla. Una payasada más, un Magritte o un Modigliani de pacotilla, infantilizados y capados por Greta Thumberg, según ceremonia del rito pagano y teñido de absoluto cinismo del calentamiento global y la Agenda 2030. Banalizando la situación con la espuria pretensión de rentabilizarla electoralmente. Buscando el reencuentro con el voto del verdadero sansculotte perdido. Cual Eva Perón.

La chorrada del día. En Valencia ni inmutarnos, porque Ribó no ha gastado la prenda en cuestión ni en las más solemnes ocasiones. A diferencia de su debilitada memoria que no le alcanza a unos meses atrás, cuando París bien vale una Misa. (Y un concierto con séquito, al parecer)

 

¿Mata la corbata? A mi me mata la ignorancia ajena, que a sobrellevar la propia me he ido acostumbrando con los años.

He optado por solicitar unas vacaciones al Director de ESdiario, adelantándome a un hipotético y otoñal despido, que no sería el único con lo que se barrunta. También por recomendación de esos amigos que suelo citar y, que como conocedores del agotamiento de los materiales, ven ya los míos en almoneda. A ver si hago ejercicio y me preparo para otoño, para después del veraneo nacional, dispuesto a más de lo mismo para que todo cambie, que ya lo aprendimos así por contradicción y coincidencia con la preceptiva relatada por Lampedusa  y  Visconti.

¿Resiliente? No. Tenaz, que es la propiedad opuesta entre los metales, la que nunca se cita. Aunque coloquialmente agotado y, para la ocasión, con corbata.