| 26 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El todavía síndic de Compromís, Fran Ferri, posa feliz mientras observa la claudicación del PSPV firmando la tasa turística
El todavía síndic de Compromís, Fran Ferri, posa feliz mientras observa la claudicación del PSPV firmando la tasa turística

Claudicación de Ximo Puig: acepta la tasa turística de sus socios

PSPV, Compromís y Podemos se comprometen a presentar una propuesta de nuevo impuesto antes del mes de marzo, aunque la decisión final la dejan en manos de los Ayuntamientos

| E. M. Edición Valencia

Pese a que el PSPV había prometido por activa y por pasiva que no habría tasa turística en la Comunitat Valenciana -“ni ahora ni a medio plazo, es inoportuno”, decía el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer. “La oportunidad de la tasa sinceramente no la veo”, aseguraba Ximo Puig-, donde dije digo, digo Diego. El PSPV firma hoy un cuerdo en Les Corts con sus socios de Compromís y Podemos, partidarios del impuesto, donde se comprometen a aprobarlo en marzo de 2022.

En concreto, el acuerdo al que han llegado para la tasa turística “al país valencià” -así lo pone tal cual- justifican este nuevo impuesto en que “algunos ayuntamientos así lo han reclamado” -es cierto, los alcaldes de Compromís como Joan Ribó por interés de partido- y que “se hace para compensar algunos efectos negativos del turismo como el incremento de la vivienda en algunas zonas turísticas” -como si poniendo un impuesto al turista uea a bajar el precio de la vivienda-.

Por ello, el acuerdo que firma el síndic del PSPV, Manolo Mata, se compromete con Podemos y Compromís a impulsar un diálogo en el mes de febrero 2022 con el sector, ayuntamientos, vecinos y asociaciones para así en el mes de marzo presentar una propuesta de impuesto valenciano al turismo.

Eso sí, el Botànic se guarda un as en la manga: le lanza la pelota a los Ayuntamientos, que serán los encargados de decidir si la tasa se aplica en su municipio o no, por lo que ya se puede intuir que aquellos por ejemplo gobernados por el PP se desmarcarán, generando diferencias en los municipios turísticos.

Ahora falta por ver la reacción del sector. Ayer mismo la patronal hotelera HOSBEC rechazaba de plano este impuesto como ha hecho en otras ocasiones. Y también la reacción del PSPV y de la secretaría autonómica de Turismo, y del propio presidente de la Generalitat, que se traga sis palabras y se ve desautorizado por el grupo socialista en Les Corts.  

acuerdo