| 24 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La concejala de Cultura, Gloria Tello, junto al alcalde Joan Ribó
La concejala de Cultura, Gloria Tello, junto al alcalde Joan Ribó

La Concejala de Cultura de Valencia no sabe distinguir escultores de pintores

Mariano Benlliure es uno de los escultores más famosos pero la edil de Compromís Gloria Tello le cambia de profesión. Una metedura de pata en su larga lista en el patrimonio valenciano

| E. M. Edición Valencia

El Ayuntamiento de Valencia restaura una escultura del famoso escultor valenciano Mariano Benlliure, la concejala del área, Gloria Tello, de Compromís, presume en redes de ello con una foto y noticia de la escultura… y pone que es obra del pintor Mariano Benlliure con emoticono de pintura por si no había quedado claro. Dicho de otro modo, no sabe ni lo que está restaurando. Y eso que si ves la foto queda muy claro. Es el último gazapo de la concejala de Cultura de Valencia que acumula muchas críticas entre los colectivos de defensa del patrimonio.

gloria_tello._

El error de la escultura se soluciona borrando el tuit. Otros patinazos de la edil de Compromís tienen más graves consecuencias. Hace pocas semanas, por ejemplo, el Ayuntamiento de Valencia partía en trocitos una placa de mármol histórica en la reforma de la Plaza del Mercado Central alegando que no podía sacarla mientras los expertos aseguraban que sí era posible y que en el consistorio eran “unos chapuzas”.

Tello, que es de gatillo fácil en redes sociales, protagonizó otra polémica al acusar a Círculo por la Defensa del Patrimonio de “ladrar” cuando esta asociación denunció la caída de un panel cerámico. en la calle Corretgeria. Tello desconocía que el retablo cerámico era de propiedad municipal desde 1962, no privado como ella aseguraba, lo calificó de escudo y debería haberse arreglado antes de desplomarse.

Otra de las grandes olvidadas por Tello y por el Ayuntamiento que dirige Joan Ribó son las alquerías, desde el estado de abandono de algunas como la de la calle Beato Gaspar Bono mientras se ignoran las recomendaciones del Síndic de Greuges, a esta misma semana el desplome de la alquería del Rey junto al Bioparc, abandonada desde hace años, por últimas lluvias.

 Y como no, el caso del Palau de la Música, con el robo que se produjo en sus instalaciones de 5.000 euros de las entradas, robo que en ningún momento fue esclarecido, la caída del techo por falta de mantenimiento, y el cierre del teatro que dos años y pico después continúa cerrado, a falta de una reforma, y sin tener actividad.