| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Terrazas de bares en la Plaza de la Virgen de Valencia - EE
Terrazas de bares en la Plaza de la Virgen de Valencia - EE

Los hosteleros, en guerra contra el Ayuntamiento por la nueva ordenanza de bares

Aprobada la Ordenanza Contra la Contaminación Acústica que prohíbe abrir bares a menos de 30 metros de distancia. SOS Hostelería estudia recurrir y le llama "incomprensible y cruel"

| Sergi Tarazona Edición Valencia

El Ayuntamiento de Valencia aprobó por unanimidad esta nueva ordenanza municipal que, tras el periodo de exposición pública, fijará distancias mínimas de 30 metros entre actividades sin ambientación musical y de 65 metros para las que sí tienen en toda la ciudad. SOS Hostelería estudia recurrir esta nueva normativa ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) porque consideran que porque "restringe la apertura de bares" en la ciudad al establecer "una distancia de 30 metros entre los mismos”.

“La ordenanza es incomprensible y cruel tras lo que ha sufrido este sector durante la pandemia” sentenciaba la entidad en un comunicado. SOS Hostelería esta compuesta por autónomos y empresarios del sector de la Comunitat Valenciana. Fidel Molina, presidente de la asociación, ha manifestado que "quien ha impulsado esta norma desconoce" este negocio. "No sabe que un establecimiento vecino retroalimenta al otro y ha pensado la norma de forma deliberada para causar un perjuicio", ha aseverado.

Para la asociación esta nueva norma “limita” la recuperación de un sector puntero para la economía de la ciudad y consideran de absoluto “ensañamiento” la actitud del Ayuntamiento con los hosteleros durante los meses de pandemia como en la actualidad. La entidad ha destacado que la capital valenciana cuenta con 2.500 bares que dan empleo directo a casi 10.000 personas. Igualmente, ha indicado que la hostelería "es clave para otros sectores como distribución, HORECA -hoteles, restaurantes y catering- o inmobiliario" y ha asegurado que "genera empleo con alta demanda para sectores sociales muy necesitados de trabajo”.

"Imponer restricciones de forma arbitraria atenta contra las normas de libre competencia. Es por este motivo que estamos estudiando recurrir la norma frente a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia", ha insistido Molina dudando, además, de la legalidad de esta nueva norma. SOS Hostelería ha agregado que la norma "no resuelve nada" y "genera problemas a sectores vinculados al mundo de la hostelería como el inmobiliario" porque "provocará la caída de precios de ciertos locales y que haya más vacíos".