| 16 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ribó, Gómez y Grezzi en una imagen de archivo
Ribó, Gómez y Grezzi en una imagen de archivo

Grezzi prende fuego al Rialto (otra vez) la semana de Fallas

El concejal de Movilidad desata las críticas socialistas que le acusan de “poco elegante y poca vergüenza” por su contestación sobre las obras de Giorgeta

| E.M. Edición Valencia

Las Fallas de 2021 ya son historia tras la cremà, y donde también alguien encendió la mecha para producir un nuevo incendio fue en el pacto del Rialto que tienen Compromís y el PSOE en el Ayuntamiento de Valencia. El concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, lanzó uno de sus habituales masclets en redes sociales que volvieron a crispar el pacto de gobierno entre nacionalistas y socialistas. 

En concreto, un ciudadano preguntaba a Grezzi sobre cuándo se iban a poner en marcha las obras provisionales de Giorgeta -el proyecto que prevé reducir carriles y ampliar aceras en esta zona-. El concejal de Compromís, en su respuesta, indica que no es competencia suya, sino de la concejalía de Desarrollo Urbano que dirige la socialista Sandra Gómez, añadiendo que “se lo tendrá que preguntar a ellos -al PSOE-, yo también estoy expectante”. 

Una contestación con puya directa a la vicealcaldesa y líder del PSOE en la ciudad que no sentó nada bien en las filas socialistas. El concejal de Hacienda, el socialista Borja Sanjuán, respondió a Grezzi destacando su “poca elegancia”: “podría contarse aquí el porqué del retraso de muchas obras como Pérez Galdós y Giorgeta, pero entonces seríamos tan poco elegantes como lo ha sido Giuseppe en este tweet. De verdad, que actitud”, se lamentaba.

Otro que fue más directo con Grezzi fue Marc Bellvís, asesor de Puig en Presidencia y marido de la aludida, Sandra Gómez, que acusó al concejal de Movilidad de “poca vergüenza de respuesta”. Otros simpatizantes socialistas mostraron asimismo su malestar con Grezzi con respuestas irónicas como “gran nivel político y responsabilidad de gobierno en la respuesta” o “estos comunistas son oposición hasta cuando gobiernan”. Grezzi, una vez más, crispó el Rialto y no les dejó tener, como se dice, unas Fallas en paz.