| 16 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Francisco Camps, expresident de la Generalitat
Francisco Camps, expresident de la Generalitat

La frenética actividad de Camps al cumplirse una década del hecho que le marcó

El expresident ha pasado de un silencio casi monacal a opinar diariamente desde la cuenta que acaba de crear en Twitter

| Redacción Valencia Edición Valencia

En 2o11 Francisco Camps dimitió, renunció a su cargo de president de la Generalitat después de haber ganado, de nuevo, unas elecciones con mayoría absoluta. Dejó el Consell en manos de Alberto Fabra, su sucesor improvisado. Y lo hizo forzado por las numerosas causas judiciales iniciadas contra él y con una credibilidad bastante en entredicho por sus atribuidas amistades como la del 'Bigotes'.

Se marchó y, salvo esporádicas reapariciones en sonadas ruedas de prensa, se había sumido casi en un monacal silencio público. Ha pasado el tiempo y Camps ha ido saliendo absuelto de una causa tras otra. Visita del Papa, fórmula-1...

 

Mientras esto ocurría, el expresidente comenzaba a reaparecer en un cónclave que ha adquirido progresivamente más peso dentro del Partido Popular: el Foro Populares 2020.

Y en diciembre del pasado año y, sobre todo, en los primeros días de enero de este 2021, cuando se va a cumplir el décimo aniversario de su defenestración política, Francisco Camps se ha impulsado en redes sociales.

Ajeno hasta ahora a ese ámbito y poco ducho en cuestiones tecnológicas durante años, Camps ha emergido como un frenético tuitero, con el perfil @PacoCamps_, que opina continuamente sobre los asuntos políticos del día y que interactúa con otros usuarios.

Lo hace en el año del décimo aniversario de su caída, sí, pero también en el que se decide el liderazgo autonómico del PP, con el congreso en perspectiva este verano. Y también cuando se cumple el ecuador de la legislatura, tanto autonómica como municipal, momento en que quienes aspiran a participar en los siguientes comicios en los diferentes ámbitos empiezan a mover ficha. Y Camps, un avezado político, conoce a la perfección cómo se marcan los tiempos.