| 09 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La Consellera de Transparencia, Rosa Pérez Garijo
La Consellera de Transparencia, Rosa Pérez Garijo

El Botànic convierte el Consell de Transparencia en un nuevo 'chiringuito'

El Botànic sustituye catedráticos y profesionales de prestigio por políticos "a dedo" con sueldos de director general y dependientes del Consell. Objetivo: ser más eficaces, eso dicen

| M.J.G. Edición Valencia

El Botànic ha presentado una propuesta de Ley de Transparencia. El precio de contar con socios de gobierno ajenos es tener que tragar con ruedas de molinos. Esto es lo que le ha pasado a Ximo Puig, que sus socios morados le han adelantado por la izquierda.

La "nueva Transparencia" que, según la oposición, ha estado esquivando Puig,  consiste en tener empleados a dedo a tiempo completo, con lo cual, se pierde la independencia, porque quedan supeditados  a vivir de un solo sueldo por el carácter de exclusividad del contrato. El nuevo Cobsell de Transparencia quiere prescindir de los catedráticos universitarios y juristas de prestigio que hasta ahora trabajan como garantes de la legalidad,  limpiando la opacidad, y cobrando tres veces menos.

Los catedráticos y juristas serán sustituidos por tres miembros con sueldo de directos general, unos 60.000 euros, por lo que el Consell de Transparencia será más caro para las arcas públicas. El Botànic justifica en cambio en que ahora podrán aprobar más resoluciones y se ganará en eficacia. En el otro lado, la oposición considera que se pierde calidad en favor de la cantidad. Asimismo, el Botànic sigue teniendo el Consell de Transoparencia como un organismo dependiente, en lugar de apostar por la independecia del mismo.

Para la consellera de Transparencia, Rosa Pérez Garijo de Unidas Podemos, el principal valor de la propuesta, es ganar eficiencia frente a la calidad. Se ha salido con la suya, de momento. Su proyecto  ya ha pasado el primer trámite. Pero tiene visos de ser aprobada  en el pleno del Consell porque fue la exigencia de los morados para aprobar los Presupuestos de la Generalitat. En contra están el propio PSPV -negarán oponerse a esta idea-, PP y Ciudadanos.

Aunque la formación naranja podría poner una serie de condiciones, como que se publiquen mensualmente las nóminas de los altos cargos y personal eventual, conocer los perfiles profesionales, viajes, desplazamientos laborales e indemnizaciones al dejar el cargo, dotar de independencia al Consell de Transparencia, que tenga capacidad sancionadora y que esté integrado por un miembro propuesto por cada grupo parlamentario.

En la actualidad, el Consell de Transparencia que dirige Ricardo García Macho, sufre demasiada dependencia de la conselleria, por lo que ciudadanos pide un funcionamiento más independencia sin interferencias de la Conselleria.