02 de Agosto de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Begoña Carrasco, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castellón, y Luis Barcala (derecha), alcalde de Alicante
Begoña Carrasco, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castellón, y Luis Barcala (derecha), alcalde de Alicante

PP anuncia una estrategia política liberal y "de centro" para ganar al Botánico

Los 'populares' han presentado las 264 propuestas que llevarán al XV Congreso autonómico con el objetivo de establecer las bases estratégicas para relevar al tripartito de izquierdas

| Jonathan Martínez Edición Valencia

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, y la portavoz del Partido Popular de Castellón (PPCs), Begoña Carrasco, han presentado las 264 propuestas que llevarán al XV Congreso del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV) con el objetivo de establecer las bases estratégicas que servirán de relevo al Gobierno del Botánico. Toda una declaración de intenciones que, si bien constituyen un esquema argumental similar al que traían de años anteriores, sirve para poner de manifiesto que son un partido "de fiar" con unos principios "inamovibles". 

Ambos representantes, encargados de desarrollar la ponencia “La Comunitat en el Centro” para el día del Congreso, han registrado el proyecto político en la sede autonómica agradeciendo la confianza y el orgullo que les supone ser partícipes del nuevo cambio. No obstante, todavía queda esperar a la presentación de enmiendas hasta el próximo lunes 28 de junio para conocer el texto definitivo.

El manifiesto se ubica en un escenario COVID como punto de partida hacia aquello en lo que se quieren convertir: un partido plural, liberal y de centro. Con ello, pretenden utilizar las fortalezas de la Comunidad y aquellas debilidades en la gestión del tripartito valenciano que “se han puesto de manifiesto durante la pandemia”. En este sentido, ambos ponentes inciden en las carencias del actual Gobierno y ofrecen propuestas alternativas dando respuesta a los “problemas reales de la gente”.

Un objetivo renovado que tiene a la Comunidad Valenciana por centro, ofreciendo la posibilidad de abarcar un ámbito político y sociológico más amplio donde los protagonistas sean “ los valencianos”. La única vía para conseguirlo, insisten, es la de acabar con un Consell que ha “descentralizado” a la Comunidad hacia unas posturas “minoritarias y pancatalanistas” que tan sólo habría logrado ignorar los problemas de los ciudadanos y perseguir a una “sociedad ideologizada”.

BASE IDEOLÓGICA

La base ideológica parte de la lucha “incuestionable” de la defensa de las libertades públicas, el Estado de Derecho y la igualdad de oportunidades. Así, la idea pasa por contraponer el modelo liberal de la libertad y servicio público con la gestión de la izquierda “basada en dogmas que son propaganda sin solución”. 

“Venían a rescatar a todo el mundo y no han logrado nada. Los partidos del Botánico sólo se han rescatado a ellos mismos con subidas salariales y de asesores. Los informes elaborados por Intermon Oxfam señalan que casi 118.000 valencianos se han unido a la lacra de la pobreza”, expone Begoña Carrasco.

EDUCACIÓN, SANIDAD Y FAMILIA

En lo referente al marco normativo en materia de educación, los ‘populares’ rechazan de manera contundente la Ley Celaá y apuestan por devolver el protagonismo a los padres para que puedan decidir “en libertad” el presente y futuro de sus hijos. De este modo, anuncian el retorno de un distrito único que permita elegir cualquier centro escolar de la región para estudiar, independientemente de lo cerca que esté de su domicilio. Además, apuestan por una educación familiar gratuita con un bono universal que permita conciliar a las familias.

Respecto a la sanidad, tampoco pasan por alto la “mala gestión” que se ha hecho de la pandemia con la “dejación de funciones” del Gobierno y recuerdan a los mayores fallecidos solos en las residencias. Bajo la premisa avanzar en el sistema sanitario, plantean el blindaje del presupuesto de la sanidad por ley y una regulación que reduzca los tiempos de espera en atención y operaciones quirúrgicas. “La izquierda sólo se ha encargado de demonizar la sanidad privada y reducir las oportunidades por cuestiones doctrinales”, insiste Barcala.

El proyecto también pone a las familias en el centro en cuatros aspectos: fomentando las familias monoparentales y numerosas; impulsando los proyectos personales de los jóvenes; protegiendo a los más mayores; y lanzando políticas de detección precoz de la violencia de género y de lucha por la igualdad salarial.

PROSPERIDAD DE LA COMUNIDAD

En materia económica, aspiran a que la Comunidad Valenciana ocupe el puesto que le corresponde dentro de España, rechazando la posibilidad de conseguirlo siendo la segunda región española con mayor presión fiscal. La reforma fiscal que proponen para recuperar el `poder adquisitivo y hacer más competitivas a las empresas pasa por una bajada generalizada de impuestos con la supresión de los impuestos sobre sucesiones y patrimonio. “Debemos dejar de exprimir a los ciudadanos. Donde mejor está el dinero es en sus bolsillos y en el de las empresas para que puedan reinvertir”, destaca Barcala.

El tejido productivo también pasa por dar un salto a la innovación, digitalización, modernización e internalización de las empresas a fin de aumentar el PIB generando oportunidades y políticas que permitan competir en igualdad de condiciones de comunidad y terceros países.

INFRAFINACIACIÓN Y TRASVASE

En materia económica urgen a que el Gobierno reforme la financiación autonómica porque ven "vergonzoso" que se agrande la brecha entre las regiones más ricas y las más pobres y, mientras, el Consell "ningunea a los valencianos". "No tenemos peso en Madrid ni fuera de la autonomía. No podemos convertirnos en la moneda de cambio de pactos con catalanes o vascos", denuncia el primer edil, llamando a acabar con la "mansedumbre" del Botánico.

Exigen una política de infraestructuras "que cosa y vertebre realmente la Comunidad" y una Generalitat que "pelee" por el Corredor Mediterráneo, además del mantenimiento del "irrenunciable" trasvase Tajo-Segura, la ampliación norte del puerto de València, más apoyo a los emprendedores e impulso a la digitalización y priorizar el gasto para reducir el "galopante" déficit público. Y todo ello en "una economía medioambientalmente sostenible".