29 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Imagen de la America's Cup en Valencia
Imagen de la America's Cup en Valencia

¿Vuelve la Copa América a Valencia?

El Club Náutico hace público que trabaja por traer la celebración en 2024 de la 37ª edición. El PP ve "una gran oportunidad" mientras Ribó y el PSOE guardan escrupuloso silencio.

| E. M. Edición Valencia

Saltaba hoy la noticia en el diario económico Expansión y ha sido confirmado a lo largo del día por el Real Club Náutico: Valencia podría volver a acoger la America’s Cup de vela en 2024 en su 37ª edición. El evento de vela volvería a la ciudad tras las ediciones de 2007 y 2010 que supusieron la transformación de la fachada marítima.

El Team New Zealand, actual ganador de la America’s Cup, pretende sacar la sede de la 37ª Copa América a subasta ya que la oferta de las autoridades de Nueva Zelanda para que la sede se quede ahí les parece insuficiente. Ahí es donde entra en juego Valencia con su oferta, que según el Real Club Náutico iniciará "en breve" los trámites y reuniones pertinentes con la Generalitat y el Ayuntamiento para perfilar un proyecto "atractivo".

El RCNV trabaja ya para presentar un proyecto que "genere ilusión" a la ciudad, según han, que han defendido la celebración de esta competición pese a la situación "complicada" actual a causa de la pandemia y también porque las circunstancias son "muy diferentes" a las de 2007, cuando la ciudad ya acogió la Copa América.

Así, han precisado, el Club Náutico y una empresa de eventos deportivos ya han realizado una serie de contactos para "dar el paso" y ofrecer a la ciudad como sede de la competición, de cara a "esbozar la hoja de ruta" e iniciar y acometer "todos los trámites y exigencias" de las autoridades neozelandesas.

El Club Náutico reconoce que albergar la competición náutica "no es fácil", debido a que la situación es "muy diferente" a nivel económico, aunque han defendido la celebración de estos eventos para "impulsar la economía y el turismo" y se ha apuntado a los fondos europeos como forma de pagar la celebración.

¿Y qué opinan los actuales gobernantes? Por ahora silencio escrupuloso. El alcalde Joan Ribó no ha dicho nada ni públicamente ni en sus redes. Lo mismo que la vicealcaldesa y líder del PSOE, Sandra Gómez, y los otros concejales del gobierno del Rialto. Tampoco desde las Generalitat que debería implicarse en el proyecto.

Quien sí ha salido a defender la propuesta es la portavoz del PP, María José Catalá, que ha considerado que “Valencia está ante una gran oportunidad de acoger un evento deportivo de primer orden, a la vez que ha reivindicado que "volver a ser la capital de la vela puede ser un gran revulsivo y beneficiar al sector turístico, a los taxistas, a la hostelería y a los comercios que tanto han sufrido por las restricciones derivadas de la Covid".

Por ello, ha pedido al alcalde, Joan Ribó, que se siente con el Real Club Náutico y que "deje de lado los prejuicios" y ha defendido el "éxito de las Copa América celebradas en 2007 y 2010 en la ciudad: puso a Valencia en el mapa y tuvo un gran retorno turístico y económico". "El impacto económico fue de más de 40.000 empleos, siendo el sector servicios uno de los más beneficiados. La celebración de este evento supuso, además, un espaldarazo a los deportes náuticos", ha añadido.

Recordemos que en su día la America’s Cup fue una de las grandes apuestas del entonces gobierno de Rita Barberá y generó no pocas fricciones con el Gobierno de España, entonces en manos del PSOE de Zapatero, sobre las inversiones o la implicación en el proyecto. El PSOE sí apoyó la celebración en su momento, pero con el recelo de que era una puesta de largo para las políticas del PP. La izquierda siempre usó como azote contra el PP “la política de grandes eventos”, oponiéndose a muchos de ellos, sobre todo con la aparición de Compromís en la escena político, que mostraba abiertamente su rechazo. Ahora que Compromís y el PSOE están en las instituciones ¿Cambiarán las tornas y apostarán por la America’s Cup o continuarán con ese rechazo?