| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
María José Catalá y Ximo Puig en la sesión de control
María José Catalá y Ximo Puig en la sesión de control

Catalá compara el gobierno de Puig con “una serie turca” tras la purga de Mollà

“El Botànic se acabó cuando Mónica Oltra salió por la puerta y entonces sólo agonizan”, señala la portavoz del PPCV en la sesión de control ante un presidente que esquiva el tema

| E. M. Edición Valencia

La ex consellera de Agricultura, Mireia Mollà, ya no está sentada en la bancada del gobierno en las Cortes Valencianas, ni siquiera estaba en el hemiciclo, pero ha sido la protagonista indiscutible del choque entre el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la portavoz del PPCV, María José Catalá, durante la sesión de control.

Catalá ha comparado el gobierno de Puig con “una serie turca” donbde el presidente “no manda ni en su propio gobierno cuando está en juego la Volkswagen y Ford anuncia nuevos EREs”. “El Botànic acabó cuando Oltra salió por la puerta y mientras ustedes sólo agonizan”, ha sentenciado la síndic del PPCV.

“La semana pasada les dije que iban como pollo sin cabeza y se lo han tomado al pie de la letra”, ha indicado Catalá sobre el cese de Mireia Mollà, asegurando que la destitución de la ex consellera “es lo que más retrata a Puig. No la cesa por su mala gestión con el desprecio a nuestros agricultores, por poner pastillas de cloro en las acequias, por llevar a la muerte a unos burros, los incendios, boicotear el Puerto de Valencia o la degradación de la Albufera, sino por orden de su vicepresidenta y por las purgas y luchas fratricidas de Compromís”.

 

La portavoz del PPCV ha relatado la semana negra del gobierno de Puig, destacando que “estamos ante un fin de ciclo” porque “hace una semana lanzó desde esta tribuna un ultimátum a sus socios para que le dejaran aprobar su reforma fiscal, el mismo día, Volskwagen amenazó con no ir a Sagunto porque usted y el señor Sánchez se hicieron la foto vendieron el oso antes de cazarlo. También aprobó una reforma fiscal raquítica subiendo los impuestos por la puerta de atrás, y este martes llega el cese fulminante de la señora Mollà”.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, por su parte, ha obviado por completo el tema del cese de Mireia Mollà en su respuesta a Catalá, resaltando que “la estabilidad del Gobierno que se mide en la aprobación y en las políticas” y resumiendo que se ha aprobado la reforma fiscal y que en los presupuestos aumentarán los impuestos a los que deben ayudar un poco mas. De Volkswagen, Puig ha indicado que “hemos trabajado desde el 8 de octubre del año pasado por esta cuestión, y ahora el Gobierno de España dará el PERTE”. “Todos los indicadores son mejores y gracias al Botànic y el dialogo estamos avanzando”, ha defendido Puig.

María José Catalá ha replicado que “la rebaja fiscal es de 150 millones y Puig ha recaudado 1.800 millones más, sólo rebaja 69 euros a cada valenciano” y que “los datos del paro de laslas mujeres es el problema y no se puede sacar pecho del paro femenino”. 

Asimismo, Catalá ha anunciado la presentación de una iniciativa en los presupuestos para que incluir la inversión en la gigafactoría de Sagunto por escrito “ante la falta de compromiso por escrito de Puig. Va a tener que retratarse y votar porque sus anuncios son sólo de boquilla”

La síndica popular ha subrayado que “el Consell es incapaz de cerrar un acuerdo firme con la Volkswagen mientras le da 45 millones de euros a un amigo de la consellera Torró para la compra de material sanitario por el Covid”.