| 25 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Borja Gironés, actual alcalde de Beniflà, quién sabe por cuánto tiempo más
Borja Gironés, actual alcalde de Beniflà, quién sabe por cuánto tiempo más

El enredo entre PP, Cs y PSPV que provoca un concejal de un pequeño municipio

La marcha de un edil al grupo de no adscritos ha desencajado los planes previstos e intensificado las conversaciones y gestiones de las direcciones de los tres partidos

| H. G. Edición Valencia

Después de un largo periodo de gobierno socialista, Partido Popular y Ciudadanos consiguieron, con la suma de sus cuatro concejales, la alcaldía del municipio de Beniflá, en la Safor, hace año y medio. Esta localidad ha multiplicado su población de poco más de cien habitantes hace dos décadas a casi medio millar en la actualidad, en una zona de crecimiento urbanístico.

Borja Gironés, del PP, se hacía con la alcaldía, y David Ribas, el candidato más votado, del PSPV-PSOE, tenía que conformarse, con tres escaños, con ver cómo los dos ediles populares y los dos de Ciudadanos se repartían la vara de mando. Un bienio para cada uno. Por tanto, el próximo mes de junio tendría que producirse la alternancia.

No obstante, la situación se ha ido torciendo, y la relación, deteriorando, sobre todo entre el segundo edil del PP, Carmelo Orozco, y las dos munícipes de Ciudadanos. Tanto, que desde esta última formación ya venían advirtiendo desde hacía meses del peligro que suscitaba en la rotación para que asumiera la alcaldía la ciudadana Trini Ramiro.

El problema se ha agravado con la reciente marcha de Orozco al grupo de no adscritos, por lo que su sufragio, en un nuevo pleno de investidura como el que está previsto que se desarrolle el próximo año, constituye una incógnita. Si se abstuviera o votara en contra de Ramiro, la alcaldía acabaría recayendo en el socialista David Ribas, con tres ediles frente a los dos del PP y los otros tantos de Cs.

La situación se complica

Tanto se ha complicado la situación que en la comarca se ha extendido el comentario de que ese pleno no se producirá y el PP mantendrá la alcaldía todo el mandato, un extremo que la dirección provincial de la formación popular niega a EsdiarioCV. Del mismo modo, desde la cúpula de Ciudadanos no renuncian a sumar una alcaldía más, que coincidiría casi en el tiempo con otra que ganarán también en alternancia con el PP, la de Massalfassar.

Por tanto, la previsión de rotación sigue vigente en un equipo de gobierno en minoría que espera reconducir el pacto con la marcha definitiva de Orozco, que, de momento, ha renunciado a sus competencias pero se ha quedado con el acta de edil.

El cambio decisivo en la ley antitransfuguismo

El PSPV, por su parte, tampoco puede mover ficha debido a un cambio en la denominada ley antitransfuguismo. Hasta junio de 2019, cualquier concejal podía suscribir una moción de censura. En la actualidad, Orozco no puede hacerlo ya que, según el artículo 1, párrafo segundo del epígrafe a, "en el caso de que alguno de los proponentes de la moción de censura formara o haya formado parte del grupo político municipal al que pertenece el alcalde cuya censura se propone, la mayoría exigida se verá incrementada en el mismo número de concejales que se encuentren en tales circunstancias".

Y una moción de censura debe ser propuesta por la mayoría absoluta de miembros de la corporación. El PSPV tiene tres de siete y no puede sumar al no adscrito, como detalla el artículo anterior, ya que ha formado parte del grupo municipal del PP, el mismo del que es el alcalde.

El PSPV-PSOE solo puede ver qué pasa

Fuentes socialistas consultadas por este periódico ven muy complicado alcanzar la alcaldía de Beniflà y creen que el PP continuará con la posesión de la vara de mando, sin arriesgarse a convocar el pleno, algo que no entra teóricamente en los planes de la dirección provincial popular y, sobre todo, en los de su socio local, Ciudadanos.

No obstante, ninguno de los tres partidos puede dar un paso adelante seguro en sus proyectos. PP y Ciudadanos no tienen la certeza de mantener la alcaldía si convocan el pleno previsto de alternancia en unos meses; mientras que el PSPV solamente puede mantenerse a la expectativa y rogar para que, si se lleva a cabo ese pleno, el concejal no adscrito se abstenga, vote en contra de Trini Ramiro o no aparezca. Al final, todo queda al albedrío de la decisión personal de Carmelo Orozco.

Mociones de censura

Un enredo local más que se suma a los recientes en la provincia de Valencia que desembocaron en mociones de censura y cambio de alcaldía en Massalfassar o Cortes de Pallás o, anteriormente, en sorpresa en Palma de Gandia tras el fallecimiento de la alcaldesa y respaldar el PP a la portavoz socialista para que Compromís no siguiera.