| 08 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Imagen de la pancarta de Stalin colocada en el balcón del Ayuntamiento de Valencia
Imagen de la pancarta de Stalin colocada en el balcón del Ayuntamiento de Valencia

La pancarta de Stalin enfrentará a VOX y al Partido Marxista en los Tribunales

El alcalde Joan Ribó opta por restar importancia al incidente: "Huele a ser una culebrilla de verano"

| Redacción Valencia Edición Valencia

VOX no permitirá que los autores de la colocación de la pancarta en defensa de Stalin en el balcón del Ayuntamiento de Valencia queden impunes y presenta una denuncia contra el Partido Marxista-Leninista (Reconstrucción Comunista) por un delito de desobediencia y enaltecimiento de un “genocida y asesino”.

El presidente de Vox Valencia, José María Llanos, asegura que la colocación de esa bandera, además de ser “un menosprecio a quienes fueran víctimas de uno de los mayores genocidas de la historia, contraviene tanto la legislación estatal como la europea”.

 

“El alto tribunal se ha pronunciado respecto a la imposibilidad de utilizar, aún de manera ocasional, banderas no oficiales en el exterior de edificios y espacios públicos”, añade. Llanos ha insistido en que no solo se ha infringido la Doctrina del Alto Tribunal, sino que “la pancarta escogida insulta la memoria de millones de personas inocentes que fueron masacradas por los delirios de un probado psicópata”.

Por otro lado, el vicesecretario jurídico de VOX Valencia y portavoz en el Ayuntamiento, Pepe Gosálbez, ha censurado que la bandera no fue colocada el lunes pasado por casualidad. “El 23 de agosto es el Día Europeo de Conmemoración de las Víctimas del Estalinismo y el Nazismo, lo que hace que este acto revista de mayor gravedad, si cabe”.

Y ha afirmado que pese a que la pancarta fue colocada por miembros del Partido Marxista- Leninista, “los responsables del Gobierno Valenciano y, más concretamente, su Alcalde Joan Ribó, no solo no hicieron lo más mínimo para impedir tal atrocidad, sino que no han dado la más mínima explicación ni por supuesto han condenado estos hechos”.

Por su parte, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha restado importancia al incidente tras considerar que lo sucedido "huele a ser un poco una culebrilla de verano por no decir serpiente".

Así, considera que "no tiene más problema" y destaca que durante los seis años que el balcón municipal está abierto a la ciudadanía, con más de 800.000 visitantes, únicamente "se han colgado dos pancartas" fuera de las institucionales que se muestran desde este enclave en apoyo de determinados colectivos o por diferentes celebraciones.

No obstante, el primer edil sostiene que se ha dado traslado de la colocación de la pancarta de Stalin a la Policía Judicial y se ha hecho una "revisión" de ese asunto.