| 02 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Los intereses ocultos tras las industria de la marihuana que no ‘coloca’

La industria del cannabis para CBD produce cerca de doce millones de euros mensuales repartidos entre agricultores, distribuidores, laboratorios y puntos de venta.

| Sergi Tarazona Edición Valencia

Francisco Gómez, propietario del mayor alijo de marihuana del mundo que luego resulto ser cáñamo para CBD sin sustancia psicoactiva, es decir, que no ‘coloca’, habla en una entrevista publicada en el canal de Youtube del Partido Cannabico Luz Verde sobre su detención y puesta en libertad tras conocerse que este alijo no era del todo ilegal. De hecho, en la propia entrevista, Francisco reconoce que la jueza de Instrucción número 1 de Almagro (Ciudad Real), localidad donde se encontró este alijo, ha impedido que la Guardia Civil se lleve su material, sin haberse decomisado nada y esperando a presentar la documentación pertinente para poder seguir con su actividad en ese mismo lugar.

“Si esto hubiera sido ‘marihuana’ o cannabis psicoactivo yo estoy en la cárcel. A nadie le encuentran 32 toneladas de marihuana y está en la calle tan tranquilamente prosiguiendo con su actividad”, afirmaba Francisco Gómez en la entrevista. Al hilo de lo que dice Francisco, es muy importante diferenciar entre CBD y THC. Tenemos que tener claro que ambas son sustancias químicas que pertenecen al cannabis, conocidas científicamente como cannabinoides, pero mientras que el THC sí contiene la sustancia psicoactiva, el CBD contiene todas las propiedades positivas del cannabis, en ocasiones utilizadas para la medicina, sin tener ese efecto psicoactivo del THC que puede llegar a alternar nuestras capacidades.

Al ser preguntado el porqué esta noticia ha generado tanto revuelo, el protagonista de esta ‘rocambolesca’ historia ha declarado que se está llevando a cabo una guerra hacia los que cultivan cáñamo para CBD debido a una serie de intereses ocultos. “En España hay más de 2.500 puntos de venta que facturan alrededor de 12 millones de euros mensuales. Esto se divide de forma directa entre casi 5.000 mil familias. Por lo tanto, hay gente que quiere que este negocio que beneficia a mucha gente, sea negocio de poco”. Además, prosigue, “Si una empresa única se quedara con la licencia de vender CBD en España y acabara con las tiendas que hoy en día lo venden, facturaría cerca de 150.000 millones de euros o más”.

¿Cuál es la función de E-Canna Farming SL?

Francisco Gómez es el propietario de E-Canna Farming SL, una que firma mantiene la única planta de procesado de CBD (el compuesto no psicoactivo del cánnabis) en Quatretonda, un municipio de 2.146 habitantes de la comarca de la Vall dAlbaida. Según Gómez, en esta entrevista, su empresa es un centro especializado de transformación al que llegan las plantas de sus clientes y se desmiembran parte por parte. El tronco central se pasa por una trituradora y se extrae la fibra (utilizadas para hacer nidos de pájaros) y la cañamiza (utilizada para hacer lechos de conejos, cobayas…). Sin embargo, y según el propietario de E-Canna Farming SL, esta actividad solo supone el 5% de su actividad.

Lo importante está en la flor de la planta. Una vez desde la empresa extraen la flor, es 'descogollada' a mano y se pasa por una máquina, similar a los tambores de las lavadoras, que pela el cogollo. En este proceso se extrae, por un lado, la biomasa y, por otro, el cogollo pelado. Una vez separados, estos dos elementos son distribuidos en grandes cantidades a laboratorios. Francisco Gómez destaca en todo momento, durante la entrevista, que su empresa tenía todos los permisos requeridos por el Gobierno, Ministerio de Agricultura, Sanidad, Aduanas, Hacienda, Ayuntamiento…

Una asociación Interprofesional que incluya toda la cadena de producción

“Yo ahora lucho por los intereses de todos los agricultores, distribuidores y puntos de venta de España. Si yo gano, gana toda España. De ahí todo el trasfondo de todo lo que se está generando contra mí”, sentenciaba Gómez. Para luchar contra estos intereses ocultos, el propietario de E-Canna Farming SL, propone crear una asociación interprofesional que “tenga voz y voto en el ministerio”.

En esta propuesta de asociación interprofesional, según Francisco Gómez, se necesitan “agricultores, empresas que vendan semilla, empresas transformadoras, laboratorios y distribuidores. Es decir, todos los agentes que en algún momento estén implicados en el proceso”. Además, añade “a una organización interprofesional, no la pueden parar”.

Una industria que genera de media 12 millones de euros mensuales

“El trasfondo real no es el gran dinero que se puede recaudar en impuestos, la cuestión real de esta ‘persecución’ es que hay personas interesadas que quieren que el negocio de muchas familias pase a manos de unos pocos para poder repartirse el dinero entre ellos”, remarcaba Francisco Gómez.

El propietario de esta empresa transformadora defiende que el cultivo de este tipo de plantas está provocando un rejuvenecimiento en la agricultura y que, además, puede hacer que “se frene la despoblación en algunas zonas de España” al ser un cultivo económicamente sostenible. La realidad es que el cultivo de cáñamo para CBD no deja de ser una industria como cualquier otra que genera puestos de trabajo y beneficios económicos tanto en el campo, como en la distribución, producción y venta de este producto.