| 30 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Jaime Navarro, abogado especialista en estafas bancarias.
Jaime Navarro, abogado especialista en estafas bancarias.

Un gobierno contra la pornografía

Veintitrés ministerios van a ser pocos para intentar controlar aunque solo sea un diez por ciento de tal tráfico carnal que hoy inunda en oleadas de placer todos los rincones de España.

Pues sí, que ya está bien de tantas "guarrerídas españolas", como bien describía el imprescindible Chiquito- tardará mucho en nacer sí es que nace un andaluz tan de veras- y ya que el gobierno ha fracasado estrepitosamente en sus denodados esfuerzos por acabar con la transición, y la reconciliación y tal pues nada que ya solo le queda intentarlo ahora pero contra el flanco aparentemente más débil. Es decir: ahora todos contra el destape... Como si fuera el título de algún film taquillero de cuando entonces.

Sí, porque una de las instituciones más unidas a la transición es sin duda aquella España que de pronto estalló en revistas, cómics, peepshows y películas donde ya no hacía falta pegarse el palizón de en el 850 pirarse a Perpignan, pues ya con Suárez se podían vislumbrar relamidamente todas estas maravillas sin salir  de Valencia, Zaragoza o La Coruña. Oh aquellas benditas dobles sesiones de cine "S"...

Es por esto y como prueba irrefutable de la pérdida de otra batalla cultural, que advertido que los españoles han pasado bastante del intento de volverlos a enmendar con la guerra civil, la república y demás martingalas, pues ni siquiera nos puso cachondos la espectacular y necrofílica exhumación de la momia del Valle de los Caídos, retransmitida prime time urbi et orbi...que ni Jess Franco lo hubiera ejecutado mejor.

Irrefutables motivos por todos los cuales ya solo resta al gobierno crepuscular que intentar redimir a los españolitos, y españolitas de los males de la nefanda transición atacando a su buque insignia, que junto con La Movida, es sin duda el despendole o El Destape que decían entonces; y hoy mucho más explícitamente, su natural hija putativa la cruda pornografía.

Pues nada, que ya tenemos cómo no a la Lastra también presta a perseguir cualquier exhibición sexual que lo sea mediante precio.

Lo que nos hace por fin entender el porqué de que sabiamente Sánchez desde un principio haya doblado el número de ministerios. Sin duda veintitrés van a ser pocos para intentar controlar aunque solo sea un diez por ciento de tal tráfico carnal que hoy inunda en oleadas de placer todos los rincones de España y de la red. Only fans, ya te digo...

Dicho lo cual, sólo nos resta rogar que en este hercúleo asunto nuestro docto gobierno tenga tanto éxito como en todos sus demás anhelos, proyectos y cometidos. Deo gratia.