| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El conseller de Vivienda y vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau
El conseller de Vivienda y vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau

Sin ayudas al alquiler por un error en la conselleria de Vivienda

La desesperación de un ciudadano que ha perdido su ayuda al alquiler por un error del departamento de Dalmau y tras darle la razón el Síndic de Greuges siguen sin hacerle caso ni responderle

| E. M. Edición Valencia

El ciudadano Raúl. A.P. está viviendo un calvario con la conselleria de Vivienda que dirige Rubén Martínez Dalmau desde que solicitó su ayuda al alquiler vía online. Le denegaron la ayuda de 1.300 euros con la excusa de que no constaba su firma en unos certificados, recurrió al Síndic de Greuges y le dio la razón, pero la conselleria de Vivienda le hace el silencio adminustrativo, no ha respondido al Síndic ni en dos ocasiones, y sigue sin darle la tan necesaria ayuda. Ha removido cielo y tierra y en la Generalitat no le dan solución pese a que Raúl lleva razón.

Raúl nos comenta como fue el proceso “recibo un SMS de consejería de Vivienda pidiendo que para completar mi expediente tengo que adjuntar dos certificados del SEPE de todos los miembros de mi unidad familiar en el plazo máximo de un mes. Yo decido hacerlo online, a través de su plataforma. En ese momento no tengo firma digital, pero la plataforma me da la opción de aportarlos y al estar registrado en ella, no me pide que firme nada, no salta el aviso. Y es más, me da como realizado con éxito mi trámite. Logro aportar la documentación en plazo y completar mi expediente”.

Sin embargo, al mes Raúl recibe un mensaje de conselleria denegándole la ayuda al no constar su firma en los dos certificados. Alegan que al no ir firmados no pueden tomarlos por válidos. Le instan a que si no está de acuerdo con la resolución interponga un recurso de reposición o haga una alegación jurídica. 

Raúl decide entonces denunciar su caso al Síndic de Greuges, que le admite su queja y le da la razón. Alega que no es preciso firmar dos certificados del SEPE, que ya van firmados de por sí, y que la firma no es obligatoria en esos documentos. Que la plataforma de la conselleria sabe que la persona registrada que aporta esa documentación es Raúl A. P.. El Síndic añade que la administración está para facilitar el camino y no para poner trabas.

Sin embargo, la resolución del Síndic no hizo mella en la conselleria de Vivienda dando el silencio por respuesta. El Síndic le da a la conselleria un mes para contestar, y al no contestar les dan un último plazo de 15 días haciendo constar en este último escrito que de no recibir contestación lo harán constar en el informe anual a Les Corts. Y la conselleria de Dalmau sigue sin contestar haciendo el silencio administrativo dos veces.

Raúl se ve en la desesperación y relata que “la ayuda de aproximadamente unos 1.300 euros es un 40% del total del alquiler. A la vista de muchos será una cantidad irrisoria. Para mi es el futuro de mi familia. Sin esa ayuda en semanas, meses como mucho, nos quedaremos en la calle, no podremos hacer frente a los pagos. Es inviable, si vivimos de alquiler es gracias a esa ayuda. Estamos los dos parados”.

La situación le llevó a mover cielo y tierra, “hablo con concejales, escribo a todo el mundo hasta que al final me pongo en contacto con Mónica Oltra a través de Twitter y me dice que me deriva a un trabajador de ella y que él me va a ayudar... Eso parecía, que me iba a ayudar. Pero me marea y termina diciéndome que ha hablado con la conselleria de Vivienda y que está complicado, que no pueden hacer nada”, asegura apesadumbrado Raúl. 

“Llevamos con esto desde finales del año pasado, estamos mi mujer y yo con una depresión de bandera, no levantamos cabeza, tenemos que tomar pastillas para poder conciliar el sueño. Es sólo un apunte de lo que desencadena una mala gestión cuando detrás de un papel hay un ser humano. Eso es lo que tienen que hacer la gente que trabaja en las administraciones públicas, concienciarse de que tras esos papeles hay gente, historias, pero sobre todo vidas”, termina Raúl su conversación con ESDiarioCV en la que deseamos que por fin su caso sea escuchado y se resuelva de una vez satisfactoriamente.

Escrito del Síndic de Greuges que pide a la conselleria de Vivienda atender la petición de Raúl por segunda vez tras no responder la primera:

sindic