23 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ximo Puig en Les Corts
Ximo Puig en Les Corts

Sesión de Control: La gestión de Pedro Sánchez se come la agenda valenciana

La oposición traslada al parlamento valenciano las decisiones de Sánchez mientras el jefe del Consell avala la subida de la luz y los indultos a los presos del 'procés'

| Jonathan Martínez Edición Valencia

Las decisiones de Moncloa vuelven a acaparar todo el protagonismo en la sesión de control al Ejecutivo valenciano. De hecho, de haberse trasladado el debate al Congreso de los Diputados cualquiera podría haber pensado que se trataba de fiscalizar la gestión de Pedro Sánchez. Pero no, como era al gobierno valenciano la oposición ha considerado conveniente exigir responsabilidades a Ximo Puig sobre las decisiones que toma precisamente “su jefe” en Madrid y que, evidentemente, también afectan a los valencianos en mayor o menor medida. Esto último variaba un poco en función de la sensibilidad y nivel de importancia que le ha dado cada grupo parlamentario a los asuntos tratados.

Sobre los temas que traía la oposición, pocas sorpresas. Esta semana ha saltado a la opinión pública dos medidas que han acaparado toda la atención mediática y, con la sesión de hoy, también la agenda política valenciana. Estos son la polémica subida en la factura de la luz de hasta un 46% desde este mismo mes de junio y los posibles indultos a los presos del ‘procés’ como alternativa para retomar la senda del diálogo en Cataluña. La idea común y compartida de la derecha ha sido que, por un lado, la subida de la luz lastrará la recuperación de familias y empresas valencianas en un período de “inflexión” económica y, por el otro, que los indultos sólo servirán para dividir a la sociedad española mediante la legitimación de actuaciones en beneficio de los independentistas. Todo ello porque, al final, han considerado que defender los intereses de España implica defender los intereses de los valencianos.

Ahora bien, si era fácil intuir que ambos temas surgirían en la sesión de control, menos extrañeza ha generado aún la primera reacción de Puig. Una semana más, el jefe del Consell ha planteado la superación de la pandemia como su principal preocupación para velar por los intereses de los ciudadanos y la recuperación económica. Así, ha recordado que la Comunidad lleva 12 semanas con una incidencia acumulada por debajo de los 50 casos y anuncia que la Conselleria de Sanidad buscará un mecanismo para que las citas de vacunación se adapten a las vacaciones porque “recuperar la salud emocional también es fundamental”. 

No satisfechos con ello, el PP ha mostrado “un mundo más allá de las vacunas”, que pasa por evitar la subida impositiva en la tarifa eléctrica. Su síndica, Eva Ortiz, le ha exigido un plan de ayudas urgente para familias y sectores afectados por este encarecimiento. “Llegará un punto en el que las familias deberán elegir entre comer o pagar la factura de la luz”, denuncia la portavoz.

Una tesitura que, sostiene, se produce mientras Pedro Sánchez da cobertura a “delincuentes” condenados por malversación, sedición y desobediencia, sin ninguna muestra de arrepentimiento y en contra de los criterios del Tribunal Supremo.

Ante tales acusaciones, Puig presenta varios dilemas que vienen a avalar la posición del presidente del Gobierno: diálogo o enfrentamiento, unión o ruptura. Porque para el jefe del Consell sólo se puede pensar en términos de país uniendo y trabajando. “Les recuerdo que cuando gobierna el PP crecen los independentistas”, explicaba ante la Cámara.

Elecciones y un mundo imaginario

Un debate valenciano, que surge en Madrid y pasa por Cataluña. Demasiado bien ligado como para estropear el relato que se estaba gestando en Les Corts. Por ello, la portavoz de Ciudadanos, Ruth Merino, recogiendo el testimonio de los ‘populares’, también ha hecho hincapié durante su intervención en las “cesiones” del gobierno socialista ante los independentistas “con tal de satisfacer las ansias de poder de Sánchez”. Una subordinación que le produce “vergüenza y humillación”, al tiempo que lamenta el ‘no’ indulto a la subida de los impuestos. “Entre los valencianos y un presidente fraude, usted siempre elige a Sánchez”, lamenta la portavoz naranja. Así, le requiere al líder del Botánico a cambiar de comportamiento: “si quiere respetar a los valencianos empiece por sí mismo”.

Con todo, a Puig sólo le ha bastado con recordarle que su formación tuvo una oportunidad para el entendimiento en Cataluña, pero prefirieron “dilapidar” esta cuestión para dar el salto a Madrid “con el desastre que llegó después”.

No obstante, VOX llegaba al parlamento con intención de plantear una solución que pusiera fin a la problemática socialista: convocar elecciones.  Según la síndica del partido liderado por Santiago Abascal, Ana Vega, la división en el seno del Consell demuestra una incapacidad para liderar y dirigir un gobierno, por lo que le ha pedido a Puig que ofrezca la oportunidad de que los ciudadanos puedan “liberarse” a través de las elecciones anticipadas. “Han construido un ejecutivo sobre cimientos de lodo y han condenado a la región a la ruina. Le pido que sea rápido el dolor devolviendo la voz a los ciudadanos con elecciones”, planteaba Vega.

Aunque el máximo responsable del Gobierno valenciano no se ha mostrado por la labor y le ha reprochado a la portavoz que emplee un “mundo imaginario” para describir la realidad.