| 13 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Gloria Calero, Ximo Puig y José Luis Ábalos
Gloria Calero, Ximo Puig y José Luis Ábalos

Gloria Calero, con los días contados en la Delegación del Gobierno

Tras el Congreso del PSPV, aumentan los rumores del recambio de la ‘abalista’ al frente de esta institución clave. Entre las candidatas a sustituirle, la consellera de Sanidad Ana Barceló

| E. M. Edición Valencia

La Delegación del Gobierno es una de las instituciones clave de la Comunitat Valenciana, el principal cargo del Gobierno de España en tierras valencianas. Actualmente el puesto de delegado del Gobierno lo ocupa Gloria Calero, muy cercana a José Luis Ábalos, un nombramiento que en su día se produjo cuando el ex ministro de Transportes era uno de los hombres fuertes de Moncloa. Ahora, con Ábalos fuera de juego y el abalismo en horas bajas, Ximo Puig estaría maniobrando para poner al frente de la institución a uno de los suyos y tenerla controlada.

Según las fuentes socialistas consultadas por ESdiarioCV, una candidata que tendría papeletas para sustituir a Calero en Delegación del Gobierno es la actual consellera de Sanidad, Ana Barceló. Barceló es una persona de estricta confianza de Puig (la acaba de nombrar presidenta del PSPV) y con este movimiento el presidente de la Generalitat lograría varios objetivos.

Los motivos para apostar por Barceló serían varios. Primero, una recompensa por su gestión en Sanidad durante la pandemia llevándola a un cargo que no queme tanto. Y segundo y más importante, dotarla de mayor visibilidad e importancia institucional en un puesto que normalmente es tranquilo de cara a que en dos años sea la candidata a la alcaldía de Alicante, otro de lo rumores que circula entre los círculos socialistas. Usar la Delegación de Gobierno como trampolín para un candidato no es nada nuevo, por cierto. Ya lo hizo en su día el PPCV cuando nombró a Camps candidato a la Generalitat Valenciana.

Ana Barceló no es la única que se ha barajado para la futura candidatura socialista al Ayuntamiento de Alicante, una de las piedras en el zapato de Ximo Puig. Fuentes socialistas también sitúan en la carrera al eurodiputado Domènec Miguel Ruiz, aunque tiene el hándicap en estos momentos de ser un total desconocido tanto para la opinión pública como para los alicantinos. Lo que sí se da por seguro es que el actual portavoz, Paco Sanguino, no repetirá, y sus últimos movimientos negándose a participar como delegado en el Congreso del PSOE al no estar de acuerdo con la lista dan cuenta de ello.