| 10 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Corona de flores en la sede de Compromís tras la dimisión de Oltra
Corona de flores en la sede de Compromís tras la dimisión de Oltra

Ximo Puig mantiene silencio y en Presidencia respiran por salvar la Generalitat

Mónica Oltra se va confesando que perdió la confianza en Puig en 2019 y con mensajes contra los socialistas, pero Presidencia no responde y logra resolver el problema en menos de una semana

| E. M. Edición Valencia

Si alguien duerme hoy tranquilo es el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Logra resolver el problema de la dimisión de Mónica Oltra en menos de una semana. La fiesta famosa del sábado y la imagen que se dio, junto con el resultado de las elecciones en Andalucía, aumentaron la presión tanto sobre Puig como sobre Compromís. La situación no se podía sostener más y el tiempo se ha acelerado pese a que algunos dirigentes de Compromís querían hacer una reflexión más larga.

Ximo Puig logra quitarse un lastre de encima, una vicepresidenta tocada que ensombrecía y tapaba la gestión -sólo había que ver las ruedas de prensa tras los plenos del Consell donde no importaban los anuncios, solo la situación de Oltra-, y además salvar su gobierno sin tener que romper con Compromís ni ser él quien cese directamente a Oltra.

 

 

Su hasta ahora vicepresidenta, Mónica Oltra, no ha ahorrado reproches entre líneas contra Ximo Puig en la comparecencia de su dimisión, confesando que la confianza entre ambos no era la misma tras adelantar las elecciones Puig en 2019 sin consultarle, y dirigiendo dardos al PSOE como que sin ella los socialistas harían otras políticas que no son de izquierdas, o insinuando filtraciones a medios para forzar la dimisión. La hasta ahora vicepresidenta ni siquiera se ha molestado en llamar antes a Puig para contarle su decisión.

Pero desde Presidencia de la Generalitat han preferido la prudencia. Puig mantiene su silencio y desde el Palau se lanza un mensaje de respeto. Fuentes de presidencia han trasladado que la dimisión anunciada por Oltra “está en la línea de la reflexión que había pedido desde el primer momento”.

Esa reflexión, según señalan, debía ser primero personal de la propia vicepresidenta y, segundo, del partido, Compromís, y, al respecto, han expresado su "respeto" a los tiempos. Han expresado además un reconocimiento a su figura y han agradecido a Oltra su trabajo durante su tiempo en el Botànic. En el PSPV-PSOE, el partido de Puig, también mantienen el silencio prudente tras salvar el matchball que ponía en jaque el gobierno.