| 10 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Conoce Júzcar, el pueblo azul que atrae a miles de turistas

Poco se podían imaginar los apenas 300 habitantes de Júzcar, en la provincia de Málaga, que el estreno de una película les iba a cambiar la vida

| E.V. Viajes/Ecología

Todo comenzó en 2011 cuando la productora Sony Pictures Releasing decidió estrenar a nivel mundial su película “Los Pitufos” en esta pequeña localidad malagueña que formaba parte de los denominados “pueblos blancos” de la Serranía de Ronda. Para ello se le propuso al ayuntamiento pintar todas las fachadas del pueblo, incluidas la del cementerio, la del ayuntamiento y la de la iglesia de Santa Catalina, de color azul. 

Esta acción, que en principio iba a ser transitoria, atrajo a tantos turistas, seducidos por la originalidad de encontrarse en un pueblo en el que todo es de color celeste, que los jucareños, mediante una votación popular, decidieron no volver al blanco tradicional. Si tenemos en cuenta que según las revistas de viajes norteamericanas Júzcar está considerado como uno de los pueblos más bonitos del mundo, y que los turistas han pasado de ser unos 300 al año a 80.000, la opción solo puede calificarse como de acertada.

Qué ver en Júzcar

De entrada, pasear por sus calles, que conservan las baldosas de cerámica con los datos históricos de los habitantes famosos, siguiendo la ruta de graffitis, todos ellos inspirados en los personajes de los Pitufos, ya es toda una experiencia. En total hay 14 creados por 12 artistas diferentes y están repartidos por todo el pueblo. A ellos hay que sumarles varias casetas de información con forma de “seta pitufina” y diferentes esculturas, todas sobre el mismo tema.

 

Otra de las visitas obligadas es a la iglesia de Santa Catalina, situada en la calle Virgen de Moclón, justo a la entrada del pueblo y también pintada de azul, construida sobre una antigua mezquita en el siglo XVI, y en cuyo techo se esconde los restos de una armadura mudéjar.

 

Tampoco puedes perderte las ruinas de la Antigua Fábrica de Hojalata «San Miguel» fundada en en el año 1725 y ahora reconvertida en bodega, ni dejar de asomarte a los diferentes miradores con los que cuenta esta localidad.

 

Júzcar cuenta también con un museo micológico que hará las delicias de los amantes de las setas, sobre todo si se visita durante el mes de noviembre ya que es en este mes cuando organizan sus jornadas dedicadas a los hongos que crecen en gran cantidad en las inmediaciones del río Henal. 

 

Por último te recomendamos una visita a su mercado azul, donde podrás encontrar productos locales y artesanía típica de la zona basada en el esparto.

 

Dónde alojarse

Para lo pequeño que es, Júzcar puede presumir de tener varias casas rurales, por lo que el alojamiento no tienen por qué suponer ningún problema.. Nosotros te recomendamos tres:

- La Casa Rural Molino de Bony, a 250 metros del centro del pueblo, que tiene 3 habitaciones, piscina y una decoración muy cuidada

 

- La Casa del Bandolero, en la avenida de Havaral, que aparte de  presumir de tener a Gargamel en su fachada, cuenta con 3 habitaciones, dos de ellas con cama doble y la tercera con dos literas, terraza, chimenea y barbacoa. 

 

- Casa el Genal, con 4 habitaciones con un total de 7 camas y una terraza con vistas al pueblo.