24 de Febrero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Panino Giusto se ha convertido en una cadena de franquicias gracias a sus bocadillos gourmet.

Los 7 mejores sitios de Milán para comer un bocadillo que merezca la pena

Tanto si eres uno de los afortunados que estará en la final de la Champions 2016 como si has decidido pasar tus próximas vacaciones en la ciudad de la moda italiana, esta lista te será útil.

| ESdiario Viajes/Ecología

En Milan hay muchos y buenos locales de bocadillos que se convierten en la mejor opción cuando queremos comer algo rápido sin arruinarnos. Si tienes pensando viajar próximamente a esta ciudad de Italia, ya sea para ver la final de la Champions entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid o para hacer turismo, seguro que estos lugares se convierten en una parada indispensable.

 

 

1. Castelli Gourmet, un lugar donde sentir el relax.

 

Localizarás este restaurante en la Via Cerano 14, con sus mesas para dos y una decoración que invita al lujo y la tranquilidad. Su carta se centra en menús y cócteles para las últimas horas del día, aunque también encontrarás un buffet y bocadillos tan apetitosos como el que te mostramos en la imagen. Los clientes destacan la maravillosa calidad-precio de sus propuestas. Podrás comer un bocadillo acompañado de una bebida por aproximadamente 15 euros. 

 

2. G.B. Bar,  muy cerca del Duomo.

Situado en el centro histórico de Milan, este café es el sitio perfecto si quieres comer bien y a buen precio. Sus paninis italianos son famosos entre los usuarios del portal de opiniones TripAdvisor por la calidad de sus ingredientes. Coger sitio en su concurrida terraza a partir de esta época del año es casi misión imposible en hora punta porque sus menús, que rondan los 12 euros, valen la pena tanto si eres turista como si resides habitualmente en la ciudad y tienes que comer algo rápido antes de seguir con tus quehaceres. 

 

3. California Bakery, postres que da pena comérselos.

Es un establecimiento pequeño y elegante situado en la intersección de Viale Permuda y Piazza Sant'Eustorgio donde hacen su propio pan casero y unos bagels artesanales con cereales, frutos secos, miel, semillas y harina de trigo que hacen que pierdas el sentido. Su especialidad es el pan americano con el que preparan unos bocadillos gourmet con productos ecológicos. Sus tartas y batidos varían en función de la temporada. En primavera triunfan los panqueques con limón. El precio medio por persona oscila entre los 14 y los 21 euros. 

 

4. Panino Giusto, la cocina casera que llegó a franquicia.

Se ha convertido en una cadena de franquicias después de pasarse años como el único local de sandwiches de la ciudad de Milán. Sus bocadillos se hicieron famosos en 1979 y algo estarán haciendo bien para mantener a la clientela fiel a sus locales de comida para llevar como el que está situado en Via Marcello Malpighi, 3. En España podemos disfrutar de sus especialidades italianas en Barcelona, donde se instalaron hace unos años. La mortadela producida en Emilia Romagna llega al restaurante en formatos de 80 a 100 kilos mientras que la carne la importan desde Argentina. El precio de sus creaciones ronda los 8 euros. 

 

5. Chiosco da Valeria, el claustro de las señoras. 

Es uno de los puestos de bocadillos míticos de la ciudad de la moda europea. Situado en la Piazza Fusina 1, los milaneses lo conocen como "el claustro de las señoras" aunque en realidad es un quiosco de calle donde podemos comer los bocadillos con carne de cerdo asado, salchichas y chucrut más ricos de la ciudad. Abre por la tarde noche, no siempre pero a menudo, y bajo la atenta mirada de su hija, Valeria sirve a sus comensales hasta pasada a media noche mientras entretiene la velada con canciones típicas italianas. Un bocadillo completo con bebida te costará unos 6 euros. 

 

6. Margy Burguer, el primer "fast food" de Milan

A pocos metros de la Piazza San Stefano 4, encontrarás el primer establecimiento de comida rápida abierto en Milán hace ya más de cuarenta años. Su carta oferta sandwiches, perritos calientes y hamburguesas. Abre hasta las 02.00 horas de la madrugada y los precios oscilan entre los 3 y los 5,60 euros.

 

7. Alto Adige Delicateesen, especialidades austriacas a un precio razonable.

En sus mesas puedes disfrutar de un almuerzo rápido plagado de especialidades internacionales como los pretzels o un strudel delicioso. Lo curioso de este establecimiento a caballo entre restaurante y panadería es que en él también puedes comprar los embutidos para hacer tu propio bocadillo que alcanzará los 12 euros. Los que lo han visitado destacan la frescura de sus productos y un esmerado servicio para que el cliente se sienta cómodo. Las frutas y verduras son de temporada, así que no te pierdas el maravilloso helado casero que solo venden a partir de esta época del año en este lugar especial entre Piazza Santa Maria Beltrade y Corso San Gottardo.