05 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Imágen aérea de Playa Escondida en las Islas Marietas, México.

La puerta al paraíso está en este rincón de México: Playa Escondida

Oculta tras las rocas y con un acceso solo apto para aventureros se encuentra este destino mágico en las Islas Marietas. Jacques Cousteau la salvó de ser destruida por las bombas militares.

| Alejandra Temprano Viajes/Ecología

Esta playa de ensueño forma parte del Parque Nacional de las Islas Marietas, que en el año 2008 fueron designadas Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Se localiza a muy pocos kilómetros de la zona turística de Puerto Vallarta y a un kilómetro y medio de otro de los destinos más paradisiacos de la región: la playa de Sayulita. 

Lo que más llama la atención de este enclave es su singular localización, literalmente dentro de un roca. Con forma de cráter, cuenta la leyenda que fueron las intensas actividades militares que se realizaron durante la Segunda Guerra Mundial en estas islas deshabitadas las que originaron el agujero en el que hoy se encuentra la famosa playa. Esta explicación no es cierta, ya que la isla es de origen volcánico y ha sido la fuerte erosión marina la que, con el paso de los siglos, la ha llenado de pasadizos. 

Precisamente uno de esos oscuros pasajes es el que da acceso a este tesoro ecoturístico. La única manera de entrar en la playa es nadando a través de un túnel de unos diez metros de largo cuando la marea está baja. Al subir, el mar tapa por completo la entrada y ni siquiera los buceadores más expertos pueden acceder a ella por lo estrecho y escarpado de su orografía.

El explorador francés Jacques Cousteau hizo famosas las Islas Marieta por su asombrosa diversidad marina en los años sesenta. Su intervención evitó que se destruyeran las más de 92 especies de aves nativas, migratorias acuáticas y subacuáticas que anidan en ellas cada temporada. Entre todas, destaca una en peligro de extinción: el pájaro bobo de patas azules. 

La fama que ha adquirido esta playa es tal que el Gobierno mexicano decidió recientemente prohibir el libre acceso para conservar el entorno, así que si en tus próximas vacaciones te animas a descubrir este rincón tan especial, tendrás que solicitar un permiso previo y asegurarte de llegar a las inmediaciones a bordo de un kayak o de algunas de las barcas dedicadas en exclusiva al transporte de turistas. En el interior de la playa podrás bañarte libremente y practicar snorkel para admirar los corales y las especies naturales que encontrarás bajo sus aguas.