| 06 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

4 trucos con lo que podrás ahorrar más de 600 euros al año sin esfuerzo

Ahorrar no tiene por qué ser sinónimo de apretarse el cinturón y sí de actuar con inteligencia

| E.V. Viajes/Ecología

Los precios de la cesta de la compra, de la luz, del gas, de la gasolina, de la hipoteca… Parece que en los últimos tiempos, y sobre todo desde la pandemia, todo se ha conjugado para que cada vez nos cueste más llegar a final de mes. 

Las crisis llegan después de tiempos de bonanza y es en estos tiempos y en sociedades prosperas, en teoría, como la nuestra cuando incorporamos costumbres que nos llevan a gastar innecesariamente pequeñas cantidades de dinero que, vistas de manera individual, representan un gasto mínimo, pero que sumadas unas a otras terminan por ser fundamentales cuando llegan las vacas flacas, por eso te vamos a contar qué gestos sencillos pueden hacerte ahorrar más de 50 euros al mes sin que tengas que privarte de nada

 

1- Ajustar tarifas

Suele dar mucha pereza porque requiere hacer unas cuantas consultas pero merece la pena dedicarle una tarde. Revisa lo que pagas por tu seguro del coche y por la tarifa del teléfono; compara lo que te cobra tu suministradora de luz y de gas con lo que cobran otras compañías y aprende a calcular cual es la potencia que necesitas en tu casa porque es muy habitual que la tengas sobredimensionada. Ten en cuenta que para un mismo vehículo la diferencia entre seguros puede ser de hasta 300 euros al año; que acogerte al plan de tarifas eléctricas más adecuado te puede hacer ahorrar hasta 40 euros al mes y que por cada kilovatio de más que tienes contratado pagas innecesariamente entre 40 y 50 euros al año.

Para saber la potencia que requiere tu hogar, suma la  de todos tus electrodomésticos de mayor potencia ( frigorífico, lavadora, lavavajillas) . A esa cantidad súmale 1KW de iluminación y otros pequeños aparatos, y el resultado, divídelo entre tres. El producto final- que debe ser mayor que la potencia del electrodoméstico que más consume- será la potencia real que necesitas. Recuerda que puedes cambiar la potencia de tu casa dos veces al año sin ningún coste adicional.

 

2- Desenchufa lo que gasta de más…

Esta es una de esas cosas que todos sabemos pero que seguimos sin hacer: desconectar los electrodomésticos cuando no los utilizamos, incluida la televisión, el microondas, los cepillos de dientes eléctricos y los ordenadores por las noches y no dejar permanentemente enchufados los cargadores de los móviles nos puede suponer un ahorro de hasta 5 euros al mes.

 

3- ... incluída la calefacción

Olvídate del mito: dejar la calefacción encendida todo el día, aunque sea al mínimo, supone un gasto mayor que apagarla y volverla a encender cuando de verdad lo necesites. Si la desconectas cuando no hay nadie en casa o cuando os vais a dormir te ahorrarás hasta un 10% en el gasto de energía

 

4- Para tu vehículo, busca y llena

Afortunadamente cada vez hay más gasolineras low cost distribuidas por todo el país, y no, el combustible que venden no es de peor calidad aunque sí mucho más barato, hasta 10 céntimos de diferencia por litro. La clave está en el menor coste de sus estructuras, en que utilizan menos personal y en que cuando acuden al mercado mayorista compran el combustible a la compañía que en aquel momento lo vende más barato. Buscar la que tengas más cerca, aunque te quede un poco más lejos que la que tienes a la vuelta de la esquina, y aprovechar para llenar el depósito te puede suponer un ahorro de entre 6 y 10 euros por cada repostaje. 

Si sigues estos consejos conseguirás llegar un poco mejor a final de mes y además estarás ayudando a mejorar el medio ambiente. ¿No crees que merece la pena?