| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Cívitas, el enclave mágico que se esconde en el corazón de La Alcarria

Creada a medias entre la naturaleza y la mano del hombre, Cívitas es uno de esos lugares que nos trasportan a un mundo fantástico

| E.V. Viajes/Ecología

Entre las localidades de Masegoso de Tajuña y Brihuega, en la provincia de Guadalajara, se encuentra una impresionante construcción hecha a medias por la naturaleza y la mano del hombre que inexplicablemente se encuentra abandonada y que bien podría ser el decorado de cualquier serie de ficción.

Ahora que es noticia la muerte de Justo Gallego , el hombre que fue capaz de levantar él solo una catedral en Mejorada del Campo, es curioso saber que el artífice de todos los elementos arquitectónicos de este singular enclave situado sobre una tobera inactiva fue el padre Aurelio, cura de Valderrebollo, que en la década de los sesenta del siglo pasado heredó el caserío donde se encuentra esta aldea abandonada y que todos los días acudía a este lugar en compañía de varios feligreses voluntarios que aprovechando la belleza y singularidad del terreno, y sobre un diseño del que se encargó Hipólito Henche, fueron esculpiendo escaleras, terrazas, paseos, arcos, puertas y balaustradas sobre una inmensa pared kárstica salpicada por grutas, oquedades y cavernas que, según parece, ya fueron utilizados a lo largo de la historia por ermitaños visigodos, eremitas medievales, sufíes de Brihuega, místicos sefardíes y monjes de distintas órdenes. De hecho, existen documentos que prueban que en el siglo XV, existía una gran casa que incluía una granja y que una vez abandonada por su propietario fue comprada por los monjes jerónimos de Villaviciosa de Tajuña.

Lo cierto es que el avispado padre Aurelio tuvo muy buena vista a la hora de emprender su tarea. El paisaje que rodea Cívica es de una gran belleza con arroyos, cascadas y manantiales cubiertos por una vegetación frondosa de enredaderas y musgo y con el río Tajuña tan solo a unos centenares de metros. Entre toda esta exhuberancia, lo que se encuentra el viajero es una puerta de estilo gótico flanqueada por cipreses por la que se pasa a una caverna en la que se aprecian restos de lo que podría haber sido una pequeña taberna.

El artífice de este curioso lugar fue un cura de Valderrebollo que encargó su diseño a Hipólito Henche

Aunque lo que realmente sorprende son las grutas que parecen suspendidas sobre la pared y que están cerradas con diferentes balaustradas confiriendo al conjunto ese aire que tan bién definió Camilo José Cela cuando en su libro “ Nuevo viaje a la Alcarria” escribió lo siguiente : “Cívica semeja una aldea tibetana o el decorado de una ópera de Wagner”

Nuestro premio Nobel también se sintió transportado a otros tiempos cuando pudo contemplar este extraordinario lugar y admirar a los pies de la roca otras tres puertas muy similares a la mencionada anteriormente, a la derecha de las cuales asciende una escalera que conduce a los corredores de la parte superior. Una vez dentro de las cuevas, y a pesar del estado ruinoso de toda la construcción, no podremos evitar sentirnos en un escenario casi místico donde los rayos de sol que se filtran por las distintas oquedades confieren al lugar un ambiente mágico

Aunque Cívica está situada en una propiedad privada, su estado actual no es el más idóneo y cuesta entender que nadie haya puesto en marcha la rehabilitación de este lugar que podría convertirse en un foco de atractivo turístico tanto por la belleza del entorno como por la singularidad de sus elementos arquitectónicos.

Cómo llegar hasta Cívitas

El camino no es nada complicado. Basta con coger la carretera CM-2011 que une la localidad de Masegoso de Tajuña con Brihuega, en la comarca de La Alcarria. Además podemos aprovechar la excursión para disfrutar de Barrionuevo, una pequeña aldea de apenas 15 habitantes situada a unos tres kilómetros de este lugar y donde podemos visitar una iglesia románica del siglo XII.